Rol de los Padres en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN)

El rol de los padres en la UCIN, su sigla en inglés es NICU:

Fotografía de una enfermera cargando a un bebé en la sala de recién nacidos del hospital

En la mayoría de los casos, usted puede permanecer junto a su bebé en la UCIN en todo momento. El personal de esta unidad le dará instrucciones sobre las técnicas especiales de higiene de manos antes de ingresar al área. En algunos casos, es posible que también le pidan que utilice un barbijo. A veces, durante un procedimiento o cuando el personal del hospital está "de ronda", es probable que se le solicite a los padres que aguarden unos minutos antes de ingresar al área. Si bien la mayoría de las UCIN permiten la visita de los demás miembros de la familia, es conveniente establecer un límite en la cantidad de visitantes. Recuerde que muchos bebés enfermos o prematuros son muy propensos a contraer infecciones. Debe controlarse que los hermanos no presenten signos de resfríos u otras enfermedades, y se los debe ayudar con la higiene de manos antes de que visiten a su hermanito o hermanita.

La mayoría de los padres descubre que involucrarse en el cuidado de su hijo les provee una sensación de control y les ayuda a fortalecer el vínculo con su bebé. Esto, por supuesto, también es importante para el bebé, ya que se siente seguro y querido. Una vez que el bebé se estabiliza, se alienta a los padres a tomarlo y a acunarlo. El personal de la UCIN puede mostrarle cómo cuidar a su bebé de muchas maneras diferentes. Aprender estos aspectos del cuidado contribuye a su preparación para llevar a casa a su hijo.

Emociones y respuestas:

El hecho de tener un bebé en una Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) puede ser conmocionante para muchos padres. Pocos piensan que surgirán complicaciones durante el embarazo o que su bebé nacerá enfermo o prematuramente. Es natural que los padres experimenten una variedad de emociones cuando deben enfrentar las dificultades que implica un bebé enfermo.

Algunas respuestas comunes a la experiencia de tener un bebé en la UCIN pueden incluir las siguientes:

  • conmoción debido al nacimiento inesperado
  • debilidad física de la madre luego del parto
  • decepción por no tener un bebé saludable
  • sentimiento de impotencia
  • miedo a los procedimientos y a los estudios
  • distanciamiento del bebé
  • enojo con sí mismo y con los demás
  • sentimientos de culpa por lo que se hizo o por lo que no se hizo
  • llanto, tristeza, malestar emocional
  • temor al futuro, preocupación por los resultados a largo plazo

Las respuestas de los padres a estos sentimientos son diversas. Algunos expresan abiertamente sus preocupaciones, mientras que otros reprimen sus sentimientos. Algunos padres pueden dudar acerca de desarrollar vínculos estrechos con su bebé, o incluso postergar la elección del nombre. Enfrentar todos estos sentimientos y todas estas emociones a menudo es más fácil con la ayuda y el apoyo de quienes ya han experimentado algo similar. Tenga en cuenta consultar por los grupos de apoyo para padres y miembros del personal del hospital (por ejemplo, trabajadores sociales, asesores) que pueden ayudarlo.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de El Recién Nacido de Alto Riesgo

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4:30pm
 
Topic Index