Sueño

El sueño es una parte esencial de la salud de su hijo. La cantidad de sueño necesaria cambia a medida que su hijo crece. Por ejemplo, los recién nacidos duermen aproximadamente de 16 a 17 horas por día, mientras que los que se encuentran en edad preescolar sólo lo hacen alrededor de 12 horas diarias.

El sueño normal consta de dos partes, los movimientos oculares rápidos (su sigla en en inglés es REM) y los movimientos oculares no rápidos (su sigla en en inglés es NREM). El primero de ellos (REM) es una forma activa de sueño que no es tan profunda como el NREM. Los sueños a menudo se producen durante la etapa REM, mientras que el NREM es un estado de sueño profundo. Durante esta fase, se producen una menor cantidad de movimientos corporales y el niño respira de forma más regular.

Las alteraciones o los problemas del sueño son muy frecuentes durante la infancia y la niñez, incluidas las dificultades para que su hijo se vaya a dormir, las pesadillas y los temores nocturnos. En el directorio que aparece a continuación encontrará información adicional relativa a los hábitos de sueño y su hijo, para la cual le proveemos una breve descripción.

Si usted no puede encontrar la información que le interesa, por favor visite la página de Los Recursos en la Red sobre el Crecimiento y el Desarrollo en este Sitio para obtener una dirección en el Internet, o Red en el ámbito Mundial, que pudiera contener información adicional acerca de ese tema.

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4:30pm
 
Topic Index