Sudoración Excesiva

¿Qué es la sudoración excesiva?

La sudoración excesiva, también denominada hiperhidrosis, puede afectar la totalidad del cuerpo, aunque suele restringirse a las palmas de las manos, las plantas de los pies, las axilas y, o la zona de la ingle. Es normal que una persona sude en exceso cuando está nerviosa o tiene fiebre. Sin embargo, cuando la afección es crónica, puede ser un signo de problemas con la tiroides, bajos niveles de azúcar en la sangre, trastornos en el sistema nervioso u otros problemas médicos.

¿Cuáles son los síntomas de la sudoración excesiva?

Las áreas que producen sudoración excesiva suelen tener color rosa o blanco aunque, en casos graves, puede ocurrir que se agrieten y descamen o que se vuelvan blandas (en especial, en los pies). Entre otros síntomas se incluye mal olor provocado por la presencia de bacterias y honguillos en la piel húmeda. Los síntomas del sudor excesivo pueden parecerse a los de otros trastornos médicos. Consulte siempre a su médico para obtener un diagnóstico.

Tratamiento de la sudoración excesiva:

El tratamiento específico de la sudoración excesiva será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.
  • Qué tan avanzada está la condición.
  • La causa de la condición.
  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Sus expectativas para la trayectoria de la condición.
  • Su opinión o preferencia.

El tratamiento puede incluir abordajes no quirúrgicos, quirúrgicos, orales o tópicos:

  • Aplicaciones de una solución de metenamina (para controlar la sudoración abundante).
  • Aplicaciones de solución de cloruro de aluminio en el área (para controlar la sudoración abundante).
  • Simpatectomía toracoscópica: interrupción quirúrgica de las vías del nervio simpático que conducen a las glándulas sudoríparas.
  • Inyección de toxina botulínica tipo A (Botox®): la toxina botulínica ayuda a inhibir la liberación de acetilcolina (una sustancia que está activa en las transmisiones de los impulsos nerviosos)
  • Extirpación quirúrgica de las glándulas sudoríparas.
  • Iontoforesis con agua corriente (aplicación de una corriente eléctrica débil en la zona afectada).
  • Asesoramiento psicológico o medicamentos (para reducir la ansiedad).

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de La Dermatología

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4:30pm
 
Topic Index