Donaciones de Sangre y Almacenamiento de la Sangre

¿Qué es el almacenamiento de la sangre?

Fotografía de un banco de sangre

El almacenamiento de la sangre es el proceso que tiene lugar en el laboratorio para asegurarse de que la sangre donada, o los productos derivados de la sangre, sean seguros antes de utilizarse en transfusiones de sangre y otros procedimientos médicos. El almacenamiento de la sangre incluye tipificar la sangre para las transfusiones y examinarla para detectar la presencia de enfermedades infecciosas.

Datos acerca del almacenamiento de la sangre:

Según la Asociación Americana de Bancos de Sangre (American Association of Blood Banks):

  • Se necesitan aproximadamente 38.000 unidades de glóbulos rojos por día.
  • El número de unidades de sangre donada es aproximadamente 15 millones al año.
  • Existen aproximadamente ocho millones de donantes de sangre voluntarios.
  • Alrededor de 4,9 millones de pacientes reciben transfusiones de unidades de sangre cada año.
  • Cada unidad de sangre se desglosa en componentes, como los glóbulos rojos, el plasma y las plaquetas. Una unidad de sangre entera, una vez que está separada, puede ser transfundida a varios pacientes, cada uno con diferentes necesidades.
  • Anualmente, se transfunden más de 29 millones de unidades de componentes sanguíneos.

¿Quiénes son los donantes de sangre?

La mayoría de los donantes de sangre son voluntarios. Sin embargo, algunas veces, puede que un paciente quiera donar sangre un par de semanas antes de someterse a una cirugía, para que su sangre esté disponible en caso de necesitar una transfusión de sangre. Donar sangre para uno mismo se denomina una donación autóloga. Los donantes de sangre voluntarios deben cumplir determinados criterios, incluyendo los siguientes:

  • Deben tener al menos 17 años de edad.
  • Deben tener buena salud.
  • Deben pesar al menos 110 libras.
  • Deben pasar el examen físico y la historia de salud realizados antes de la donación.

Algunos estados les permiten a las personas menores de 17 años donar sangre, con el consentimiento de los padres.

¿Qué exámenes se realizan en el almacenamiento de la sangre?

Una vez que se ha donado la sangre, se realiza una serie determinada de exámenes estándar en el laboratorio que incluyen, pero no están limitados a, los siguientes:

  • Tipificación: grupo ABO (tipo de sangre).
  • Tipo de Rh (antígeno positivo o negativo).
  • Detección de cualquier anticuerpo inesperado contra los glóbulos rojos que pueda causar problemas en el receptor.
  • Detección de infecciones anteriores o actuales, incluyendo las siguientes:
    • Virus de la hepatitis B y C.
    • Virus de la inmunodeficiencia humana (VIH, su sigla en inglés es HIV).
    • Virus linfotróficos de células T humanos (HTLV) de tipos I y II.
    • Sífilis.
    • Virus del Nilo Occidental.
  • Se irradian las células sanguíneas para desactivar cualquier linfocito de células T presente en la sangre donada. (Los linfocitos de células T pueden producir una reacción cuando se transfunden, pero también pueden causar lo que se denomina problemas de "injerto contra huésped" con la exposición repetida a las células extrañas).
  • La "sangre reducida en leucocitos" ha sido filtrada para eliminar los glóbulos blancos que contienen anticuerpos que pueden producir fiebres en el receptor de la transfusión. (Estos anticuerpos, con repetidas transfusiones, también pueden aumentar el riesgo del receptor de tener reacciones a transfusiones posteriores).

¿Que son los tipos de sangre?

Según la Asociación Americana de Bancos de Sangre, la distribución de tipos de sangre en Estados Unidos es la siguiente:

  • O Rh-positivo - 38 por ciento.
  • A Rh-positivo - 34 por ciento.
  • B Rh-positivo - 9 por ciento.
  • O Rh-negativo - 7 por ciento.
  • A Rh-negativo - 6 por ciento.
  • AB Rh-positivo - 3 por ciento.
  • B Rh-negativo - 2 por ciento.
  • AB Rh-negativo - 1 por ciento.

¿Cuáles son los componentes de la sangre?

Aunque la sangre, o uno de sus componentes, puede transfundirse, cada componente sirve para muchas funciones, incluyendo las siguientes:

  • Glóbulos rojos - llevan el oxígeno a los tejidos del cuerpo y se utilizan normalmente en el tratamiento de la anemia.
  • Plaquetas - ayudan a la sangre a coagularse y se utilizan en el tratamiento de la leucemia y otras formas de cáncer.
  • Glóbulos blancos - ayudan a combatir las infecciones y asisten en el proceso inmunológico.
  • Plasma - la parte líquida y acuosa de la sangre en la que están suspendidos los glóbulos rojos, los glóbulos blancos y las plaquetas. El plasma es necesario para transportar las diversas partes de la sangre a través de la corriente sanguínea. El plasma realiza muchas funciones, incluyendo las siguientes:
    • Ayuda a mantener la presión sanguínea.
    • Proporciona proteínas para la coagulación de la sangre.
    • Equilibra los niveles de sodio y potasio.
  • Crioprecipitado AHF - una parte del plasma que contiene los factores de coagulación que ayudan a controlar las hemorragias.

Los concentrados de albúmina, de inmunoglobulinas y del factor de coagulación también se pueden separar y procesar para las transfusiones.

Haz click aquí para ir a la página de
Los Recursos en la Red de La Hematología y las Enfermedades de la Sangre

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4:30pm