Bypass Gástrico

(Procedimiento malabsortivo, Bypass gástrico Roux-en-Y, Derivación biliopancreática)

¿Qué es el bypass gástrico?

El bypass gástrico, un tipo de cirugía bariátrica (cirugía para adelgazar), es un procedimiento quirúrgico que altera el proceso de digestión. La cirugía bariátrica es la única opción que actualmente trata la obesidad excesiva con eficacia en las personas en las que han fracasado medidas más conservadoras como la dieta, el ejercicio y los medicamentos.

Hay varios tipos de procedimientos de bypass gástrico, pero todos implican un mayor o menor grado de derivación de parte del intestino delgado. Por esta razón, este tipo de procedimientos se conocen como procedimientos malabsortivos, porque implican que los alimentos pasen de largo de una porción del intestino delgado que absorbe nutrientes.

Algunos de estos procedimientos también implican la división del estómago con grapas para crear una pequeña bolsa que actuará como estómago “nuevo” o la eliminación quirúrgica de parte del estómago.

Aunque un procedimiento de bypass gástrico es malabsortivo, también puede ser restrictivo, porque el tamaño del estómago se reduce para que la cantidad de alimento ingerida se “restrinja” gracias al tamaño reducido del estómago. Si bien los procedimientos malabsortivos son más eficaces para provocar la pérdida del exceso de peso que los procedimientos meramente restrictivos, también implican mayores riesgos de deficiencias nutricionales.

Los tipos de procedimientos quirúrgicos de bypass gástrico, o malabsortivo, incluyen:

  • bypass gástrico Roux-en-Y (su sigla en inglés es RGB)
    El bypass gástrico Roux-en-Y, el procedimiento bariátrico más frecuentemente utilizado, es malabsortivo y restrictivo. Esta cirugía puede provocar una pérdida de dos tercios del peso adicional en dos años. El procedimiento implica la división del estómago con grapas para crear una pequeña bolsa que de cabida a menos cantidad de alimento y luego darle a una parte del intestino delgado una forma de “Y”. La parte “Y” del intestino se conecta luego a la bolsa del estómago para que cuando el alimento se digiera vaya directamente a la parte inferior del intestino delgado, sin pasar por la primera parte (el yeyuno) ni el primer tramo de la segunda sección del intestino delgado (el duodeno). El efecto de un bypass en estos órganos es restringir la cantidad de calorías y nutrientes que absorbe el organismo.

    En algunos pacientes, el bypass gástrico Roux-en-Y se puede realizar con un laparoscopio en vez de mediante una incisión. Este procedimiento utiliza muchas incisiones pequeñas y tres o más laparoscopios–pequeños tubos delgados con cámaras de video– para visualizar el interior del abdomen durante la operación. El cirujano realiza la cirugía mirando un monitor de televisión. Esta técnica no suele considerarse para las personas con un índice de Masa Corporal (Body Mass Index, BMI) a partir de 60 o aquéllas que ya hayan tenido algún tipo de cirugía abdominal. El método laparoscópico permite al médico realizar una serie de incisiones mucho más pequeñas. Generalmente, el bypass gástrico laparoscópico reduce la duración de la estadía en el hospital, el número de cicatrices y acelera la recuperación en comparación con procedimientos quirúrgicos con bisturí.
  • derivación biliopancreática (su sigla en inglés es BPD)
    Una derivación biliopancreática es un procedimiento restrictivo y malabsortivo, y es más complicado que el procedimiento de Roux-en-Y. En este procedimiento se extrae una gran porción de la parte inferior del estómago. La pequeña parte del estómago que se conserva se conecta directamente a la última porción del intestino delgado (yeyuno). A medida que se digiere el alimento, avanza sin pasar por el duodeno ni por el yeyuno. Este procedimiento no se realiza con tanta frecuencia ya que pude provocar deficiencias en la nutrición.

    Una variante de la derivación biliopancreática es un procedimiento llamado cruce duodenal. En ésta se conserva una porción mayor del estómago, incluida la válvula que controla la liberación de alimento al intestino delgado. Esto ayuda a evitar el "síndrome de volcado " que puede dar lugar a vómitos o diarrea. Además, se conserva una pequeña parte del duodeno.

El aparato digestivo:

Ilustración de la anatomía del aparato digestivo, adulto

La digestión es el proceso por el cual los alimentos y los líquidos se descomponen en partes más pequeñas para que el cuerpo pueda utilizarlas para formar y nutrir las células. La digestión comienza en la boca, por donde se toman los alimentos y los líquidos, y se completa en el intestino delgado. El aparato digestivo está compuesto de una serie de órganos huecos unidos en un tubo retorcido y largo que va desde la cavidad bucal hasta el ano.

En el estómago se producen las tres tareas mecánicas de almacenamiento, mezcla y vaciamiento.
Normalmente, sucede lo siguiente:

  • Primero, el estómago almacena los alimentos y líquidos ingeridos, lo cual requiere que el músculo de la parte superior del estómago se relaje y acepte cantidades grandes de alimento.
  • En segundo lugar, la parte inferior del estómago mezcla los alimentos, los líquidos y los jugos digestivos producidos por el estómago con una acción muscular.
  • En tercer lugar, el estómago vacía su contenido en el intestino delgado.

Los alimentos se digieren en el intestino delgado y se disuelven por medio de los jugos del páncreas, del hígado y del intestino, y el contenido del intestino se mezcla y se empuja hacia delante para permitir más digestión.

Los procedimientos malabsortivos alteran este proceso de distintas formas en función del tipo de procedimiento.

Razones para realizar el procedimiento:

La cirugía bariátrica se realiza porque actualmente es el mejor tratamiento para lograr el adelgazamiento duradero en pacientes obesos para quienes han fracasado los métodos no quirúrgicos de reducción de peso.

Los candidatos en potencia para la cirugía bariátrica incluyen:

  • las personas con un índice de Masa Corporal (Body Mass Index, BMI) superior a 40
  • los hombres que pesan 45 kilos (100 libras) más que su peso ideal o las mujeres que pesan 36 kilos (80 libras) más que su peso ideal
  • las personas con un BMI entre 35 y 40 que sufren de otra enfermedad relacionada con la obesidad como la diabetes tipo 2, la apnea del sueño o una cardiopatía

Se deben tener en cuenta los beneficios de salud a largo plazo y determinar que los mismos superan los riesgos, ya que la cirugía puede tener efectos secundarios graves. A pesar de que ciertas técnicas quirúrgicas se pueden realizar laparoscópicamente con menor riesgo, toda cirugía bariátrica se considera cirugía de importancia.

Aunque no se conocen todos los riesgos de cada procedimiento, la cirugía bariátrica realmente ayuda a muchas personas a reducir o eliminar algunos problemas de salud relacionados con la obesidad. Puede contribuir a:

  • reducir el nivel de glucosa en la sangre
  • disminuir la presión arterial
  • reducir o eliminar la apnea del sueño
  • disminuir el esfuerzo del corazón
  • reducir los niveles de colesterol

La cirugía para adelgazar no es un remedio universal, pero estos procedimientos pueden resultar muy efectivos en las personas motivadas a seguir las pautas indicadas por su médico sobre nutrición y ejercicio y a tomar suplementos nutricionales después de una cirugía.

Su médico puede recomendarle también un bypass gástrico por otros motivos.

Riesgos del procedimiento:

Al igual que en cualquier procedimiento quirúrgico, pueden surgir complicaciones. Algunas complicaciones posibles incluyen, entre otras, las siguientes:

  • infecciones
  • coágulos de sangre
  • neumonía
  • úlcera hemorrágica
  • cálculos biliares

Con los procedimientos de bypass gástrico de Roux-en-Y, los síntomas malabsortivos pueden ser más graves, pudiendo producir un mayor riesgo de anemia y pérdida de vitaminas solubles en grasa (vitaminas A, D, E, y K). Es posible que no se absorban las cantidades adecuadas de hierro, calcio y vitamina B12. Esto puede provocar osteopatía metabólica y osteoporosis

La estenosis estomacal se produce cuando hay una estenosis (estrechamiento) de la abertura entre el estómago y el intestino después de un procedimiento de Roux-en-Y. Cuando esto sucede, es posible que se produzcan vómitos después de comer y a veces después de beber. La estenosis estomacal se puede tratar fácilmente pero se debe hacer inmediatamente.

Además, con estos procedimientos, aumentan las probabilidades de que se produzca el “síndrome de dumping” (o de evacuación gástrica rápida) debido a que los alimentos del estómago se desplazan a los intestinos rápidamente. Los síntomas pueden incluir náuseas, sudor, desmayo, debilidad y diarrea.

Existe el riesgo de que el paciente necesite otra cirugía debido a complicaciones, que incluyen los cálculos biliares.

Una de las complicaciones más serias del bypass gástrico es un derrame estomacal que provoque peritonitis. La peritonitis es una inflamación del peritoneo, la membrana suave que recubre la cavidad del abdomen.

Es posible que surjan otros riesgos dependiendo de su estado médico específico. Recuerde consultar todas sus dudas con su médico antes del procedimiento.

Antes del procedimiento:

  • Su médico le explicará el procedimiento y le ofrecerá la oportunidad de formular las preguntas que tenga al respecto.
  • Se le pedirá que firme un formulario de consentimiento que le da permiso a su médico para realizar el procedimiento. Lea el formulario cuidadosamente y pregunte si hay algo que no le resulta claro.
  • Además de señalar los antecedentes médicos completos, su médico puede necesitar realizar un examen físico completo para asegurarse de que usted se encuentra en buen estado de salud antes de practicar la cirugía. Es posible que le realicen análisis de sangre y otras pruebas.
  • Se le pedirá que ayune durante ocho horas antes del procedimiento, generalmente, después de la medianoche.
  • Si está embarazada o sospecha estarlo, debe notificar a su médico.
  • Avise a su médico si es sensible o alérgico a algún fármaco, látex, yodo, cinta o agentes anestésicos (locales o generales).
  • Informe a su médico sobre todos los medicamentos (con receta y de venta libre) y suplementos de hierbas que esté tomando.
  • Avise a su médico si tiene antecedentes de trastornos hemorrágicos o si está tomando medicamentos anticoagulantes (diluyente sanguíneo), aspirina u otros medicamentos que afecten la coagulación de la sangre. Quizás sea necesario dejar de tomar estos medicamentos antes de practicar el procedimiento.
  • Es posible que se le pida que comience a hacer ejercicio y que altere su dieta varias semanas antes de la cirugía.
  • Si es una mujer en edad fértil, probablemente reciba asesoramiento sobre anticonceptivos para no quedar embarazada durante el año siguiente a la cirugía, debido al riesgo que supone para el feto la pérdida rápida de peso.
  • Es posible que reciba un sedante antes del procedimiento para ayudarle a relajarse.
  • Es posible que le afeiten la zona donde se realizará la cirugía.
  • En función de su estado clínico, su médico puede solicitar otra preparación específica.

Durante el procedimiento:

Ilustración de la anatomía del aparato digestivo, adulto

El bypass gástrico requiere hospitalización. Los procedimientos pueden variar en función del tipo de procedimiento que se realice y de las prácticas de su médico.

El bypass gástrico se realiza mientras usted duerme bajo el efecto de la anestesia general. Su médico le explicará esto con anticipación.

En general, el bypass gástrico sigue este proceso:

  1. Se le pedirá que se quite la ropa y se le entregará una bata para que se la ponga.
  2. Se le colocará una vía intravenosa (IV) en el brazo o la mano.
  3. Se lo acostará boca arriba en la mesa de operaciones.
  4. Es posible que se le inserte un catéter urinario en la vejiga.
  5. El anestesiólogo controlará continuamente su pulso, la presión arterial, la respiración y la concentración de oxígeno en la sangre durante la cirugía.
  6. Se limpiará la piel con una solución antiséptica en la zona donde se realiza la cirugía.
  7. En un procedimiento con bisturí, el médico realizará una gran incisión única en la región abdominal. En un procedimiento laparoscópico, se realiza una serie de pequeñas incisiones en el abdomen. Se introducirá dióxido de carbono en el abdomen para inflar la cavidad abdominal con el propósito de que se pueda visualizar el apéndice y otras estructuras con el laparoscopio.
  8. En un procedimiento con bisturí, los músculos abdominales se separan y se abre la cavidad abdominal. En un procedimiento laparoscópico, el médico insertará el laparoscopio y otros instrumentos pequeños.
  9. En un bypass gástrico Roux-en-Y, el médico dividirá con grapas el estómago en la parte superior para crear una bolsa pequeña que actuará como estómago. El resto del estómago se separará de la bolsa nueva y se cerrará con grapas, pero seguirá produciendo jugos digestivos que se utilizarán en la digestión. Se le dará una forma de “Y” a parte del intestino delgado y se conectará con la bolsa.
  10. En una derivación biliopancreática, se extirpa gran parte de la zona inferior del estómago. La pequeña parte del estómago que se conserva se conecta directamente al último tramo del intestino delgado. En un procedimiento de cruce duodenal, el médico preservará una porción mayor del estómago, incluida la válvula que controla la liberación del alimento al intestino delgado. Además, se preserva una pequeña parte del duodeno.
  11. Quizás se coloque una sonda en la incisión para el drenaje de líquidos.
  12. La incisión se suturará con puntos o grapas quirúrgicas.
  13. Se aplicará una venda o un vendaje estéril.

Después del procedimiento:

Después del procedimiento, lo llevarán a la sala de recuperación para mantenerlo en observación. Una vez que su presión arterial, pulso y respiración sean estables y que usted esté despierto, lo llevarán a su habitación en el hospital. La cirugía malabsortiva de estómago generalmente requiere una hospitalización de varios días.

En caso necesario, es posible se le administren medicamentos contra el dolor, los podrá administrar una enfermera o usted mismo mediante un dispositivo conectado a su vía intravenosa.

Se le alentará a moverse en la medida en que lo tolere mientras esté en cama, y luego a que se levante y camine a medida que recupera fuerzas. Esto es muy importante, ya que contribuye a prevenir los coágulos sanguíneos de formar.

Al principio recibirá líquidos por vía intravenosa. Después de uno o dos días se le darán líquidos, como caldo o un jugos, para que beba. A medida que comience a tolerar los líquidos, se le darán líquidos más espesos, como pudín, leche o sopa en crema, seguido de alimentos que no tenga que masticar, como cereal caliente o purés. Su médico le indicará por cuánto tiempo tendrá que comer purés después de la cirugía. Es probable que al mes de su cirugía pueda comer alimentos sólidos.

Se le indicará qué suplementos nutricionales deberá tomar para reponer los nutrientes perdidos debido a la reconstrucción del aparato digestivo.

Antes de que se le dé el alta del hospital, se concertará una consulta de seguimiento con su médico.

En la casa:

Una vez que esté en su hogar, es importante que mantenga la zona sometida a la cirugía limpia y seca. Su médico le dará indicaciones precisas acerca de cómo bañarse. El médico retirará los puntos o las grapas quirúrgicas durante la consulta de seguimiento.

Es posible que sienta dolor en la incisión y los músculos abdominales, especialmente al respirar de manera profunda, cuando tosa y haga esfuerzos. Tome un calmante para el dolor, de acuerdo con las recomendaciones de su médico. La aspirina u otros medicamentos contra el dolor pueden aumentar las probabilidades de hemorragia. Asegúrese de tomar sólo los medicamentos que su médico le haya recomendado.

Debe continuar con los ejercicios respiratorios que realizó en el hospital.

Debe aumentar gradualmente su actividad física. Quizás pasen varias semanas hasta que vuelva a sus niveles anteriores de resistencia.

Posiblemente le indiquen evitar levantar artículos pesados durante varios meses para evitar esfuerzos de los músculos abdominales y la zona de la incisión quirúrgica.

La cirugía para adelgazar puede ser difícil emocionalmente porque se deberá adaptar a nuevos hábitos alimentarios y a un nuevo cuerpo en el proceso de cambio. Quizás se sienta especialmente cansado durante el mes siguiente a la cirugía. El ejercicio y la asistencia a reuniones de un grupo de apoyo pueden ser beneficiosos en ese período.

Avise a su médico de cualquiera de los siguientes cuadros:

  • fiebre o escalofríos
  • enrojecimiento, hinchazón o hemorragia u otro drenaje de la incisión
  • aumento de dolor en la zona de la incisión

Después de una cirugía de bypass gástrico, es probable que su médico le brinde indicaciones adicionales o alternativas en función de su situación.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de Las Enfermedades Cardiovasculares

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4:30pm
 
Topic Index