Estridor

¿Qué es el estridor?

El estridor es un sonido agudo que puede oírse fácilmente cuando el niño inhala (inspiración). Suele ser causado por una obstrucción o estrechamiento de las vías respiratorias altas. Las vías respiratorias altas constan de la siguiente estructura en el aparato respiratorio alto:

  • la nariz
  • la cavidad nasal
  • los senos paranasales - son cavidades, o bolsas llenas de aire, que se encuentran cerca de las fosas nasales.
    • el seno etmoideo - ubicado dentro del rostro, en la zona del puente de la nariz. El seno etmoideo está presente al nacer y continúa desarrollándose.
    • el seno maxilar - ubicado dentro del rostro, alrededor de área de las mejillas. El seno maxilar está también presente al nacer y continúa desarrollándose.
    • el seno frontal - ubicado dentro del rostro, en la zona de la frente. El seno frontal no se desarrolla hasta aproximadamente los 7 años de edad.
    • el seno esfenoideo - ubicado en la zona profunda del rostro, por detrás de la nariz. El seno esfenoideo no se desarrolla hasta la adolescencia.
Dibujo de los sinus o senos paranasales
  • la laringe - también conocida como la caja de la voz, es un grupo cilíndrico de cartílagos, músculos y tejido blando que contiene las cuerdas vocales. Las cuerdas vocales son el orificio superior hacia el conducto de aire (la tráquea), el pasaje hacia los pulmones.
  • la tráquea (conducto de aire) - un conducto que se extiende desde la caja de la voz hasta los bronquios de los pulmones.

El sonido del estridor depende de la ubicación de la obstrucción en el tracto respiratorio alto. Generalmente, el estridor se escucha cuando el niño inhala (inspiración), pero también puede escucharse cuando el niño exhala (espiración).

¿Cuáles son las causas del estridor?

Existen diversos factores que provocan el estridor. A veces se presenta a causa de enfermedades, mientras que otras veces se debe a problemas en la estructura anatómica de las vías respiratorias del niño. Las vías respiratorias altas en los niños son más cortas y más angostas que en los adultos y, por lo tanto, son más propensas a sufrir problemas de obstrucciones. A continuación se enumeran algunas de las causas más frecuentes del estridor en los niños:

  • Las causas congénitas (problemas presentes al nacer):
    • La laringomalacia
      Partes de la laringe son flexibles y colapsan provocando una obstrucción parcial de las vías respiratorias. El niño suele superar este trastorno al alcanzar los 18 meses de edad. La laringomalacia es la causa congénita más frecuente del estridor. En raras ocasiones suele ser necesaria una intervención quirúrgica.
    • La estenosis subglótica
      La laringe (caja de la voz) puede estrecharse demasiado debajo de las cuerdas vocales. Los niños que sufren de estenosis subglótica no son diagnosticados al nacer, pero suelen serlo a los pocos meses, en especial si las vías respiratorias del niño se esfuerzan demasiado debido a un resfrío u otro virus. Con el tiempo el niño puede superar este problema sin intervención quirúrgica. Por otro lado, la mayoría deberá someterse a una intervención quirúrgica si la obstrucción es severa.
    • El hemangioma subglótico
      Un tipo de masa que consta principalmente de vasos sanguíneos. El hemangioma subglótico crece con rapidez en los primeros meses de vida del niño. A menudo, el niño mostrará signos entre los 3 y 6 meses de edad. Algunos niños pueden superar este problema, ya que el hemangioma comenzará a reducirse luego del primer año de vida. Por otro lado, la mayoría deberá someterse a una intervención quirúrgica si la obstrucción es severa. Este trastorno es poco frecuente.
    • Los anillos vasculares
      La tráquea, o conducto de viento, puede estar comprimida por otra estructura (una arteria o una vena) en el exterior. Para aliviar este trastorno puede ser necesario recurrir a una intervención quirúrgica.
  • Las causas infecciosas:
    • El crup
      El crup es una infección causada por un virus que produce una inflamación de las vías respiratorias y problemas respiratorios. Es provocado por diferentes virus, de los cuales el más frecuente es el virus parainfluenza.
    • La epiglotitis
      La epiglotitis es una infección bacteriana aguda que produce la tumefacción y la inflamación de la epiglotis y pone en riesgo la vida. (La epiglotis es una estructura de cartílago elástica que se encuentra en la base de la lengua y que evita que los alimentos ingresen en el conducto de viento al tragar.) Esto genera problemas respiratorios que pueden empeorar de forma progresiva y que pueden provocar, finalmente, la obstrucción de las vías respiratorias. Existe una tumefacción tan grande que impide que el aire entre o salga de los pulmones, lo que se transforma en una emergencia médica. La epiglotitis suele ser provocada por la bacteria Haemophilus influenzae, pero en la actualidad es poco frecuente debido a que los bebés reciben vacunas regulares contra esta bacteria. Se recomienda vacunar a todos los bebés.
    • La bronquitis
      La bronquitis es una inflamación de los tubos o conductos respiratorios (las vías respiratorias) llamados bronquios, que genera un aumento de la producción de moco y otros cambios. Generalmente, la bronquitis aguda es provocada por agentes infecciosos como bacterias o virus. También puede ser causada por agentes físicos o químicos - el polvo, los alergenos, los vapores fuertes - y los vapores provenientes de productos químicos de limpieza o el humo del tabaco.
    • La amigdalitis severa
      Las amígdalas son tejidos pequeños y redondos ubicados en la parte posterior de la boca a los lados de la garganta. Se cree que ayudan a eliminar las infecciones mediante la producción de anticuerpos. Generalmente, es posible ver las amígdalas de su hijo iluminando su garganta. La amigdalitis se define como la inflamación de las amígdalas debido a una infección.
    • El absceso en la parte posterior de la garganta (absceso retrofaríngeo)
      Un absceso en la garganta es una acumulación de pus rodeada de tejido inflamado. Si un absceso es suficientemente grande, puede estrechar las vías respiratorias hasta convertirlas en un orificio pequeño crítico.
  • Las causas traumatológicas:
    • Cuerpos extraños en el oído, la nariz y el tracto respiratorio pueden causar la aparición de síntomas. Los cuerpos extraños son cualquier objeto colocado en el oído, la nariz o la boca que no pertenecen a éstas. Por ejemplo, una moneda en la tráquea (conducto de aire) puede bloquear las vías respiratorias y producir la sofocación y la muerte.
    • Fracturas en el cuello.
    • Tragarse una sustancia nociva que puede dañar las vías respiratorias.

¿Cómo se diagnostica el estridor?

El estridor se diagnostica basándose únicamente en los antecedentes médicos y en un examen físico de su hijo. Es importante recordar que el estridor es un síntoma de algún problema o trastorno subyacente. Si su hijo tiene estridor, el médico puede ordenar algunos de los siguientes exámenes para facilitar la determinación de la causa del trastorno:

  • radiografías de tórax y de cuello - examen de diagnóstico que usa rayos invisibles de energía electromagnética para obtener imágenes de los tejidos internos, los huesos y los órganos en una placa radiográfica.
  • broncoscopía - el estridor congénito, crónico o severo puede requerir una visualización directa de las vías respiratorias con un broncoscopio de fibra óptica flexible. Este procedimiento se realiza bajo sedantes y anestesia local y puede realizarse en forma ambulatoria o no.
  • oximetría de pulso - un oxímetro es una pequeña máquina que mide la cantidad de oxígeno en la sangre. Para realizar dicha medición, se pega un pequeño sensor (como una pequeña venda) en un dedo de la mano o del pie. Cuando el aparato está encendido, se ve una luz roja en el sensor. El sensor no provoca dolor y la luz roja no se calienta.
  • cultivo de esputo - examen de diagnóstico que se realiza con las flemas expulsadas de los pulmones hacia la boca. El cultivo de esputo suele realizarse para determinar la presencia de una infección.

Tratamiento para el estridor:

El tratamiento específico para el estridor será determinado por el médico de su hijo basándose en lo siguiente:

  • la edad de su hijo, su estado general de salud y sus antecedentes médicos
  • la causa del trastorno
  • la gravedad del trastorno
  • la tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias
  • las expectativas para la evolución del trastorno
  • su opinión o preferencia

El tratamiento puede incluir:

  • derivación a un especialista en garganta, nariz y oído (otorrinolaringólogo) para una evaluación más exhaustiva (si su hijo tiene antecedentes de estridor)
  • cirugía
  • medicamentos por vía oral o inyectables (para ayudar a disminuir la tumefacción de las vías respiratorias)

Según la gravedad del estridor, puede ser necesaria la hospitalización y la intervención quirúrgica de emergencia.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de Los Trastornos Respiratorios

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4:30pm