Datos sobre las Mordeduras de Animales

Todas las mordeduras de animales requieren un tratamiento de acuerdo con el tipo y la gravedad de la herida. Los arañazos y las mordeduras, ya sean de una mascota doméstica o de un animal salvaje, pueden provocar una infección y formar cicatrices. Además, los animales pueden ser portadores de enfermedades que se transmiten en la mordedura. Las mordeduras que rompen la piel y las mordeduras en el cuero cabelludo, la cara, las manos, las muñecas o los pies son las que se infectan con más frecuencia. Los arañazos de los gatos, incluso de los gatitos, pueden transmitir una infección bacteriana denominada "enfermedad por arañazo de gato".

Otros animales pueden transmitir la rabia y el tétanos. Entre las especies con elevado riesgo de transmisión se encuentran los mapaches, los zorrinos, los zorros y los murciélagos. No obstante, el riesgo de transmisión de la rabia es bajo en roedores como los ratones, las ratas, las ardillas, las ardillas listadas, los hamsters, los cobayas, los jerbos y los conejos.

El tipo de mordedura animal más común es la del perro. Hasta 3 millones de personas reciben mordeduras de animales cada año, y la mayoría de las mordeduras son las mordeduras de perro. La mitad de las víctimas son niños. Siga estas pautas para ayudar a reducir la posibilidad de que su hijo sea mordido por un animal:

  • Nunca deje a un niño pequeño solo con un animal.
  • Enseñe a su hijo a no molestar ni hacer daño a los animales.
  • Enseñe a su hijo a evitar los perros, gatos y otros animales desconocidos.
  • Registre e vacune a sus mascotas contra la rabia y otras enfermedades.
  • Mantenga a sus mascotas en un jardín vallado o sujetas con una correa.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de Las Lesiones y las Intoxicaciones Frecuentes en la Niñez

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4:30pm
 
Topic Index