Ruptura Prematura de Membranas (RPM), la Ruptura Prematura de Membranas Pretérmino (RPMP)

¿Qué es la ruptura prematura de membranas?

La ruptura prematura de membranas (RPM) es una ruptura (apertura) de las membranas (bolsa amniótica) antes de que se inicie el trabajo de parto. Si la RPM ocurre antes de las 37 semanas de gestación, se denomina ruptura prematura de membranas pretérmino (RPMP).

La RPM se produce en aproximadamente el 10 por ciento de todos los embarazos. La RPMP (antes de las 37 semanas), en cambio, ocurre en un 2 por ciento de todos los embarazos.

¿Cuáles son las causas de la ruptura prematura de membranas?

La ruptura prematura de las membranas al acercarse el final del embarazo (término) puede ser causada por un debilitamiento natural de las membranas o por la fuerza de las contracciones. Antes de llegar a término, la RPMP suele ocurrir debido a una infección en el útero. Otros factores que pueden estar vinculados con la RPM incluyen los siguientes:

  • Condición socioeconómica baja (ya que las mujeres en condiciones socioeconómicas bajas tienen menor probabilidad de recibir cuidados médicos prenatales adecuados)
  • Infecciones de transmisión sexual como por ejemplo, la clamidia y la gonorrea
  • Parto prematuro previo
  • Hemorragia vaginal
  • El tabaquismo durante el embarazo
  • Causas desconocidas

¿Por qué es la ruptura prematura de membranas una preocupación?

La RPM es un factor que causa complicaciones en un tercio de los nacimientos prematuros. Un riesgo significativo de la RPMP es que es muy probable que el bebé nazca durante la semana posterior a la ruptura de membranas. Otro riesgo importante de la RPM es el desarrollo de una infección grave de los tejidos de la placenta, llamada corioamnionitis, la cual puede resultar muy peligrosa para la madre y el bebé. Otras complicaciones que pueden ocurrir con la RPM incluyen el desprendimiento de la placenta (separación prematura de la placenta y el útero), la compresión del cordón umbilical, el parto por cesárea y la infección posparto (después del parto).

¿Cuáles son los síntomas de la RPM?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de la RPM. Sin embargo, cada mujer puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Pérdida o flujo abundante de líquido de la vagina
  • Humedad constante en la ropa interior

Si observa alguno de los síntomas de la RPM, consulte a su médico tan pronto como sea posible. Los síntomas de la RPM pueden parecerse a los de otros trastornos médicos. Consulte a su médico para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la ruptura prematura de membranas?

Además del examen físico y los antecedentes médicos completos, la RPM puede diagnosticarse de diversas maneras, entre las que se incluyen las siguientes:

  • Un examen del cuello uterino (puede mostrar fluido goteando de la abertura cervical)
  • Análisis del pH (acidez o alcalinidad) del fluido
  • Un examen del fluido seco con un microscopio (puede mostrar un patrón característico similar a un helecho)
  • Ecografía - técnica de diagnóstico por imágenes que utiliza ondas de sonido de alta frecuencia y una computadora para crear imágenes de vasos sanguíneos, tejidos y órganos. Las ecografías se utilizan para ver el funcionamiento de los órganos internos y evaluar el flujo sanguíneo a través de diversos vasos

Tratamiento de la ruptura prematura de membranas:

El tratamiento específico de la ruptura prematura de membranas será determinado por su médico basándose en:

  • Su embarazo, su estado general de salud y sus antecedentes médicos
  • La gravedad del trastorno
  • Su tolerancia a ciertos medicamentos, procedimientos o terapias
  • Las expectativas para la evolución del trastorno
  • Su opinión o preferencia

El tratamiento de la ruptura prematura de membranas puede incluir:

  • Internación
  • Terapia de espera (en algunos caso de RPM, las membranas pueden volver a sellarse y el goteo de fluido puede detenerse sin tratamiento)
  • Control de signos de infección como por ejemplo, fiebre, dolor, aumento del pulso fetal o exámenes de laboratorio
  • Administración de medicamentos llamados corticosteroides a la madre, que pueden ayudar a madurar los pulmones del feto (la inmadurez pulmonar es un problema importante en bebés prematuros). Sin embargo, los corticosteroides pueden ocultar una infección en el útero
  • Antibióticos (para prevenir o tratar infecciones)
  • Tocólisis - medicamentos utilizados para detener el trabajo de parto prematuro
  • Parto (si la RPM pone en peligro el bienestar de la madre o del feto, un parto prematuro puede ser necesario para prevenir mayores complicaciones)

Prevención de la ruptura prematura de membranas:

Desafortunadamente, no existe manera de prevenir activamente la RPM. Sin embargo, este trastorno está fuertemente vinculado con el hábito de fumar, por lo cual las madres deben dejar de hacerlo lo antes posible.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de El Embarazo de Alto Riesgo

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4:30pm
 
Topic Index