Látex

¿Qué es la alergia al látex?

Algunos niños tienen alergia o sensibilidad al látex (goma). Las reacciones pueden producirse cuando los productos fabricados con látex entran en contacto con la piel del niño, membranas mucosas en la boca, los genitales, la vejiga, el recto o el torrente sanguíneo (durante una cirugía). Algunos niños pueden reaccionar cuando inflan un globo o respiran el polvo existente en el interior de guantes de látex

¿Cuáles son los síntomas de la alergia al látex?

Cuando un niño alérgico al látex entra en contacto con productos que contienen este material, puede experimentar los siguientes síntomas:

  • Ojos llorosos o comezón.
  • Respiración sibilante.
  • Sarpullido.
  • Enrojecimiento de la piel o erupción en la piel.
  • Comezón en la piel.
  • Inflamación de la piel.

En algunos casos, pueden producirse reacciones severas ("choque anafiláctico") en las que el niño puede tener dificultad para respirar, experimentar opresión en el pecho o inflamación de su garganta o lengua. Las reacciones severas necesitan un tratamiento de emergencia.

Los síntomas de una alergia al látex pueden parecerse a los de otras condiciones médicas. Siempre consulte al médico de su hijo para el diagnóstico.

¿Quiénes están en riesgo de desarrollar alergia al látex?

Algunos niños tienen más probabilidades de desarrollar una sensibilidad al látex. Son aquéllos niños que están expuestos con frecuencia al látex que se utiliza en procedimientos médicos. Entre estos niños se encuentran:

  • Niños con espina bífida.
  • Niños nacidos con anomalías del sistema urinario.
  • Niños que se sometieron a cirugías en repetidas ocasiones.

Los niños que tienen alergias a determinados alimentos pueden también ser alérgicos al látex. Algunas de las proteínas que dichos alimentos y el látex poseen pueden ser las mismas. Los alimentos que comemos comúnmente y que contienen algunas de las mismas proteínas que el látex incluyen:

  • Bananas.
  • Aguacates.
  • Castañas.
  • Kiwi.
  • Granadilla.
  • Papaya.
  • Higos.
  • Duraznos.
  • Nectarinas.
  • Ciruelas.
  • Tomates.
  • Apios.

¿Qué debe evitarse si un niño es alérgico al látex?

Muchos de los elementos que se utilizan en el hogar, en la comunidad y en el hospital están hechos de látex. Estos pueden incluir, pero no se limitan a los siguientes:

En el hogar y la comunidad En el hospital
Los globos (excepto los de mylar).

Las bolas de Koosh, bolas de goma.

Los chupetes, los chupones de los biberones, las peras de goteros para los ojos.

Los condones, los diafragmas.

Los productos dentales (tales como protectores bucales).

Los juguetes de playa, los suministros para el arte.

Las banditas elásticas, las curitas, las gomas de borrar, los mangos de raquetas y los manubrios de bicicletas.

Las ruedas de las sillas de ruedas.

El calzado deportivo y ropa de goma (por ejemplo, pilotos).

Los pañales desechables.

Chux© (almohadillas impermeables).

Los guantes quirúrgicos y de exploración.

Los sitios de entrada de las sondas intravenosas.

Los catéteres.

La cinta adhesiva.

Las almohadillas de electrodos.

Los manguitos para la presión sanguínea.

Los torniquetes.

Los estetoscopios.

Cualquier artículo que es de color marrón claro y puede estirarse puede contener látex. Existen artículos que pueden utilizarse en lugar de los productos que contienen látex. Dichos artículos están hechos de vinilo, plástico o silicona.

Algunos hospitales están desarrollando políticas para crear entornos libres de látex que reduzcan significativamente la exposición del niño a este material. Póngase en contacto con su hospital local para obtener más información.

Infórmele a las personas que atienden su hijo si:

  • Su hijo tuvo alguna vez algún tipo de reacción a un producto de látex.
  • Cree que su hijo tuvo una reacción al látex.
  • Su hijo tuvo una reacción alérgica inexplicable durante una operación.

Entre las personas que atienden a su hijo se encuentran dentistas, fisioterapeutas o terapeutas ocupacionales, médicos y enfermeras, maestros, personal de la guardería, niñeras, amigos y miembros de la familia.

Si su hijo es alérgico al látex:

  • Avise al equipo quirúrgico durante la visita pre-operatoria. Ellos dispondrán un entorno post-operatorio y quirúrgico libre de látex.
  • Evite TODOS los productos que contengan látex en casa y en el hospital. Utilice productos que no contengan látex.
  • Pídale al médico de su hijo que le evalúe para proporcionarle medicamentos antes de la cirugía con el fin de ayudarle a prevenir una reacción.
  • Utilice una pulsera o collar de Alerta Médica.
  • Lleve con usted un par de guantes que no contengan látex, información sobre las alergias al látex o una nota del médico de su hijo.
  • Asegúrese de que el aviso de la alergia al látex conste en los registros de la escuela y el hospital.
  • Enséñele a su hijo a reconocer y evitar los productos con látex.
  • Consulte al médico de su hijo sobre el uso de epinefrina inyectable en caso de una emergencia. Téngala disponible para su hijo en los lugares que él frecuenta (en casa, en el coche, en la guardería, etc.).
  • Sepa qué hacer en caso de emergencia. Consulte este tema con el médico de su hijo y la enfermera de la escuela.

Nota: Evitar los productos de látex puede disminuir la posibilidad de que su hijo desarrolle esta alergia.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de Las Alergias, el Asma y la Inmunología

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4:30pm