Seguridad en el Agua y Adolescentes

La seguridad del agua y adolescentes

Si los niños y adolescentes están cerca de masas de agua frecuentemente, es aconsejable que los padres aprendan reanimación cardiopulmonar (su sigla en inglés es CPR) que, en caso de emergencia, puede salvar vidas, reducir la gravedad de una lesión y aumentar las posibilidades de supervivencia. Para tomar las clases de resucitación cardiopulmonar puede acudir a los centros de la Cruz Roja Estadounidense (American Red Cross) o de la Asociación Estadounidense del Corazón (American Heart Association), así como a un hospital o a un departamento de bomberos de su ciudad.

Los adolescentes y la seguridad en el agua:

Aunque es muy probable que los niños mayores sepan nadar, también corren riesgo de ahogarse ya sea por sobrestimar sus habilidades, por ignorar la existencia de corrientes, por desconocer la profundidad del agua o por consumir alcohol o usar drogas. Para evitar cualquier tipo de accidente o tragedia, la Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) recomienda lo siguiente:

  • Insista en que su hijo siempre nada acompañado.
  • Aliéntelo a tomar clases de natación, buceo y rescate o seguridad en el agua para que adquiera las habilidades necesarias para nadar y zambullirse con seguridad. Estas clases también pueden evitar que su hijo adolescente actúe de forma imprudente.
  • Enséñele que nunca debe nadar ni zambullirse mientra esté bajo los efectos del alcohol o las drogas.
  • Asegúrese de que su hijo verifique la profundidad del agua antes de zambullirse.

Advertencia acerca de las zambullidas:

Los accidentes que se producen al zambullirse pueden tener como resultado lesiones permanentes de la médula espinal, daño cerebral o incluso la muerte. Este tipo de accidentes se producen cuando una persona:

  • se zambulle en aguas poco profundas.
  • se zambulle en piscinas situadas por encima del nivel del suelo, que suelen ser poco profundas.
  • se zambulle en la parte poco profunda de la piscina.
  • salta desde un trampolín y se golpea contra éste antes de caer al agua.

Advertencia sobre los dispositivos personales de flotación:

En las embarcaciones, siempre debe utilizarse un dispositivo personal de flotación (personal flotation devices, PFD), como por ejemplo, chalecos salvavidas, aprobados por la Guardia Costera Estadounidense (US Coast Guard). De hecho, en muchos de los estados el uso de chalecos salvavidas es obligatorio siempre que se esté a bordo de una embarcación. Los dispositivos inflables como por ejemplo, los flotadores que se colocan en los brazos, las balsas, los juguetes y otros elementos similares, no se consideran seguros y no debería confiarse en ellos para la prevención de accidentes.

Es importante que el chaleco salvavidas sea del tamaño adecuado para su hijo (los chalecos salvavidas tienen etiquetas de "adulto" o "niño"). No obstante, los chalecos no reemplazan la vigilancia de un adulto.

Según la Campaña Nacional de Seguridad Infantil "SAFE KIDS", el 85 por ciento de los ahogamientos relacionados con la navegación pueden evitarse mediante el uso adecuado de chalecos salvavidas.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de La Medicina del Adolescente

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4:30pm
 
Topic Index