Direcciones para el Cuidado del Dolor

Control del dolor después de la cirugía:

El dolor es la forma que tiene nuestro cuerpo de decirnos que algo está mal. Después de la cirugía es normal experimentar cierto grado de dolor; sin embargo, si el dolor no calma con medicamentos para el dolor, puede haber un problema serio. Sus médicos y enfermeras le preguntarán acerca de su dolor porque ellos quieren que usted se sienta cómodo. Es importante que ellos estén enterados si sus esfuerzos para controlar el dolor no son eficaces.

C on los medicamentos nuevos y mejorados para quitar el dolor que hay en la actualidad, no hay razón para que alguien tolere dolores severos. El tratamiento eficaz para el dolor, le ayudará a sanar más rápido, a presentar menos complicaciones después de la cirugía y a estar en condiciones de ir a casa y reanudar sus actividades normales más rápidamente.

La importancia de discutir el control del dolor antes de su cirugía:

Discuta con su médico antes de la cirugía las opciones para el control del dolor. Coméntele acerca de los métodos del control del dolor que han sido eficaces o que no lo han sido para usted en el pasado. Además, discuta con su médico lo siguiente:

  • Preocupaciones que tiene acerca de los medicamentos.
  • Medicamentos que no han funcionado bien para usted.
  • Alergias que tiene a cualquier medicamento o drogas.
  • Efectos secundarios de los medicamentos para el dolor que podrían ocurrir.
  • Medicamentos que necesiten receta médica para su venta o de venta libre que toma por otras condiciones.
  • La mejor forma de administrarle el medicamento para el dolor.

Los m edicamentos para controlar el dolor son administrados en una de las formas siguientes:

  • Pidiéndolos.
    Usted puede solicitarle a la enfermera medicamentos para el dolor según lo necesite.
  • Pastillas para el dolor o inyecciones administradas en tiempos establecidos.
    En lugar de esperar a que tenga dolor, durante todo el día usted recibirá medicamento para el dolor a cierta hora y regularmente para mantener el dolor bajo control.
  • Analgesia controlada por el paciente (su sigla en inglés es PCA).
    Usted controla la administración del medicamento para el dolor, presionando un botón para inyectar medicamento a través de un tubo intravenoso colocado en su vena.
  • Analgesia epidural controlada por el paciente (su sigla en inglés es PCEA).
    Este tipo de administración proporciona alivio continuo del dolor. Se coloca un tubo en la columna y cuando usted presione un botón, el medicamento para el dolor entra en el tubo epidural que está colocado en la espalda.

Sus médicos y enfermeras querrán saber cómo funciona su medicamento para el dolor y si usted todavía experimenta dolor o no. El médico cambiará el medicamento y, o la dosis si es necesario.

¿Cuáles son los diferentes tipos de medicamentos para el alivio del dolor comúnmente usados después de la cirugía?

La cantidad de molestias postoperatorias, depende de varios factores, particularmente del tipo de procedimiento quirúrgico al que ha sido sometido y de su umbral del dolor. Discuta con su médico las opciones para el control del dolor, incluso los varios tipos de medicamentos para el dolor y sus efectos secundarios.

Algunos de los medicamentos para aliviar el dolor después de la cirugía pueden incluir:

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroides (su sigla en inglés es NSAID).
    Algunos ejemplos de este tipo de medicamentos son la aspirina y el ibuprofén (por ejemplo, Advil y Motrín). Estos medicamentos se usan más a menudo para dolores leves o moderados. Los NSAID no tienen riesgo de adicción y depende de la severidad del dolor, pueden eliminar la necesidad de medicamentos más fuertes. Sin embargo, los NSAID pueden interferir con la coagulación de la sangre y pueden causar náusea, vómito o problemas en los riñones.
  • Derivados del opio.
    Los derivados del opio incluyen drogas como la morfina y la codeína, las cuales a menudo son utilizadas para dolor agudo y podrían administrarse inmediatamente después de la cirugía. Contrario a la creencia popular, es raro que el paciente se vuelva adicto a derivados del opio después de la cirugía. Los derivados del opio pueden causar mareos, náusea, vómito, estreñimiento o picazón y otras erupciones de la piel.
  • Anestésicos locales.
    Más de 100 medicamentos están disponibles para la anestesia local. Estos medicamentos actúan bloqueando la transmisión de los impulsos nerviosos y se administran para dolores severos en áreas limitadas del cuerpo, por ejemplo el sitio de la incisión. Puede ser necesaria la administración de varias inyecciones para controlar el dolor y también, demasiada anestesia puede tener varios efectos secundarios.

Los ejercicios respiratorios y de relajación pueden ayudar también a controlar el dolor. Consulte a su médico para obtener más información.

Haz click aquí para ir a la página de
Los Recursos en la Red del Cuidado Quirúrgico.

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4:30pm