Cirugía del Paciente Externo

¿Qué es la cirugía del paciente sin hospitalización?

Con los adelantos tecnológicos, los avances en anestesia y el control del dolor, muchos procedimientos quirúrgicos menos invasivos se realizan en pacientes que no son hospitalizados o ambulatorios. Los procedimientos comunes que actualmente se realizan de forma rutinaria sin hospitalización incluyen: amigdalectomías, reparaciones de hernia, extirpaciones de la vesícula biliar, algunas cirugías cosméticas y cirugía de cataratas. Considerando los millones de procedimientos realizados cada año, las complicaciones de los procedimientos en los pacientes no hospitalizados son relativamente raras.

No todos los pacientes son candidatos para la cirugía sin hospitalización y algunos procedimientos todavía requieren de ella. La historia médica del paciente, y el consejo del cirujano y el anestesiólogo son importantes para determinar si es mejor realizar el procedimiento con o sin hospitalización.

¿Qué clase de operación puede ser la adecuada para la cirugía del paciente sin hospitalización?

Los procedimientos más apropiados para la cirugía para pacientes no hospitalizados son aquellos asociados con cuidados postoperatorios fáciles de controlar en el hogar y con índices muy bajos de complicaciones postoperatorias, que necesitan atención de un médico o una enfermera.

¿Dónde se realiza la cirugía para pacientes que no son hospitalizados?

La cirugía ambulatoria se realiza en una variedad de entornos. Los centros de cuidados ambulatorios están localizados ya sea dentro del hospital o como una institución satélite que puede ser independiente o parte de un hospital local. Algunos procedimientos pueden inclusive realizarse en el consultorio del médico.

¿Cuáles son los beneficios de la cirugía para pacientes que no son hospitalizados?

Existen muchas ventajas de la cirugía ambulatoria sobre la tradicional, con el paciente hospitalizado. Estas incluyen las siguientes:

  • Conveniencia.
    La conveniencia de recuperarse en el hogar generalmente hace que la recuperación sea más rápida y fácil que si se está hospitalizado.

  • Costos bajos.
    Puesto que no hay pagos por habitaciones en el hospital ni otros pagos hospitalarios, los costos son mucho más bajos para la cirugía de pacientes no hospitalizados. Algunas compañías aseguradoras cubrirán ciertos procedimientos quirúrgicos únicamente si son hechas en forma ambulatoria, a menos que su médico certifique que usted necesita un nivel de cuidados postoperatorios más intensivo, debido a una condición médica subyacente.

  • Reduce estrés.
    En la mayoría de los casos, la cirugía en donde el paciente no es hospitalizado es menos estresante que la cirugía en pacientes hospitalizados. Esto es particularmente cierto para los niños, quienes tienen temor de estar fuera del hogar. Sin embargo, la mayoría de las personas prefiere recuperarse en sus casas antes que en el hospital.

  • Los h orarios son más previsibles.
    En el ambiente hospitalario, los procedimientos y cirugías de emergencia que se prolongan más de lo esperado pueden retrasar el horario de las cirugías programadas. Una cirugía planeada sin la hospitalización del paciente generalmente puede permanecer con los horarios programados, puesto que los procedimientos son más sencillos y rutinarios.

¿Es segura la cirugía sin hospitalizar al paciente para los ancianos?

La edad, por si sola no es una razón para descalificar a un paciente anciano de tener cirugía para pacientes no hospitalizados. Sin embargo, la edad sí afecta la reacción de pacientes ancianos a ciertos medicamentos anestésicos, ya que los medicamentos de acción rápida a menudo toman más tiempo en ser excretados por los ancianos. Las personas ancianas también pueden tener más condiciones médicas subyacentes que podrían hacer más riesgosa la cirugía ambulatoria. Es importante para un paciente anciano tener una evaluación médica precisa antes de cualquier cirugía, para determinar el mejor ambiente quirúrgico para esa persona.

¿Qué tan rápido después de la cirugía regresan los pacientes al hogar?

El programa para dar de alta depende del tipo de cirugía, la anestesia utilizada, la cobertura del seguro y la política del centro quirúrgico. En general, la mayoría de los pacientes regresan al hogar entre una y cuatro horas después de la cirugía externa. El anestesiólogo puede proporcionarle información más específica basándose en su caso. Ocasionalmente, es necesario que el paciente permanezca toda la noche en la institución. Todas las instituciones de cirugía ambulatoria tienen arreglos con un hospital en caso de que esto sea necesario.

¿Cuáles son las responsabilidades del paciente no hospitalizado al regresar al hogar?

Los pacientes sometidos a procedimientos ambulatorios deberían tener alguna persona que les lleve a casa y permanezca con ellos después del procedimiento. A la mayoría de pacientes se les restringe manejar durante las primeras 24 horas después de la cirugía. Los pacientes a menudo experimentan somnolencia y efectos menores como dolores en los músculos, dolor de la garganta y ocasionalmente, mareos y dolores de cabeza. Ocasionalmente, pueden presentarse náuseas. También puede presentarse fatiga y molestias por uno o dos días después de la intervención. Estas molestias varían dependiendo del tipo de procedimiento quirúrgico realizado.

Una vez en el hogar, el paciente deberá tolerar cualquier dolor debido al procedimiento, con las direcciones para el cuidado adecuadas. Se darán instrucciones escritas y verbales para el control adecuado del dolor y el paciente debe ser capaz de seguir estas instrucciones. Generalmente, una enfermera o el médico darán seguimiento a estas instrucciones, para asegurarse de que el paciente se recupera normalmente. El paciente, también recibirá los números telefónicos para llamar si hay preocupaciones o necesita ayuda de emergencia.

Haz click aquí para ir a la página de
Los Recursos en la Red del Cuidado Quirúrgico.

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4:30pm