Advertencias antes del examen

Informe al radiólogo si es claustrofóbico y cree que no podrá permanecer inmóvil dentro de la máquina de MRI; si tiene marcapasos o si se le han sustituido válvulas del corazón; si tiene placas metálicas, clavos, implantes metálicos, grapas quirúrgicas o grapas de aneurisma; si tiene los ojos pintados de forma permanente o tatuajes; si está embarazada; si alguna vez sufrió una herida de bala; si alguna vez trabajó con metales (por ejemplo, con una moledora de metal); o si tienes enfermedad del riñón.

Imágenes por Resonancia Magnética (su sigla en inglés es MRI)

¿Qué es un estudio de imágenes por resonancia magnética?

Fotografía de un paciente en un escáner

La resonancia magnética es un procedimiento de diagnóstico que utiliza una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de los órganos y las estructuras internas del cuerpo.

¿Cómo funciona la resonancia magnética?

La máquina de resonancia magnética es grande y cilíndrica (con forma de tubo) y crea un fuerte campo magnético alrededor del paciente. El campo magnético, junto con una radiofrecuencia, altera el alineamiento natural de los átomos de hidrógeno en el organismo. Luego, se utiliza una computadora para formar una imagen bidimensional (2D) de una estructura u órgano del cuerpo en función de la actividad de los átomos de hidrógeno. Para detectar más detalles, se pueden obtener vistas transversales. La resonancia magnética no utiliza radiación, a diferencia de las radiografías o la tomografía computarizada.

Se crea un campo magnético y se envían pulsos de ondas de radio desde un escáner. Las ondas de radio golpean el núcleo de los átomos de su cuerpo, desplazándolos fuera de su posición normal. Mientras los núcleos se vuelven a alinear en la posición correcta, envían señales de radio. Estas señales son recibidas por una computadora que las analiza y las convierte en una imagen de la parte del cuerpo que está siendo examinada. Esta imagen aparece en la pantalla del monitor. Algunas máquinas de resonancia magnética parecen túneles angostos, mientras que otras son más abiertas.

Puede emplearse una resonancia magnética en lugar de una tomografía computarizada en casos en los que se estudian órganos o tejido blando, ya que los huesos no oscurecen las imágenes de éstos como en la TC.

Como no se usa radiación, durante un procedimiento de imágenes por resonancia magnética no existen riesgos asociados a la exposición a la radiación.

Debido al uso de un fuerte campo magnético, la resonancia magnética no puede practicarse en pacientes con marcapasos, clipaje de aneurisma intracraneal, implantes cocleares, determinadas prótesis, bombas implantadas de infusión de medicamentos, neuroestimuladores, estimuladores del crecimiento óseo, determinados dispositivos de anticoncepción intrauterinos o cualquier otro tipo de implantes metálicos a base de hierro. La resonancia magnética también está contraindicada en presencia de objetos metálicos internos, como balas o esquirlas, así como grapas quirúrgicas, clavos, placas, tornillos, suturas metálicas o mallas de alambre. Colorantes utilizados en los tatuajes pueden contener hierro que podría calentarse durante un MRI, pero esta es una rara ocurrencia.

Los usos e indicaciones más nuevos de la MRI han contribuido al desarrollo de tecnologías de resonancia magnética adicionales. La angiografía por resonancia magnética (MRA, por su sigla en inglés) es un procedimiento utilizado para evaluar el flujo sanguíneo a través de las arterias de una manera no invasiva (no se perfora la piel). La angiografía por resonancia magnética también puede utilizarse para detectar aneurismas en el cerebro y malformaciones vasculares (anomalías de los vasos sanguíneos en el cerebro, la médula espinal u otras partes del cuerpo).

La espectroscopía por resonancia magnética (ERM) es otro procedimiento no invasivo utilizado para evaluar las anomalías químicas de ciertos tejidos del cuerpo, como el cerebro. La espectroscopía por resonancia magnética puede utilizarse para evaluar trastornos como infección por VIH en el cerebro, accidente cerebrovascular, lesiones en la cabeza, coma, enfermedad de Alzheimer, tumores y esclerosis múltiple.

Las imágenes por resonancia magnética funcional del cerebro (fMRI, por su sigla en inglés) se utilizan para determinar la ubicación específica del cerebro donde tiene lugar una determinada función, como el habla o la memoria. Aunque se conocen las zonas generales del cerebro donde se producen estas funciones, la ubicación exacta puede variar de una persona a otra. Mientras se obtienen las imágenes por resonancia magnética funcional del cerebro, se le solicitará que desempeñe una tarea específica, como recitar el Juramento de Lealtad. Al identificar con precisión la ubicación exacta del centro funcional del cerebro, los médicos pueden planificar la cirugía u otros tratamientos para un trastorno específico del cerebro.

Otro avance en la tecnología de MRI es la resonancia magnética “abierta”. Las unidades de MRI estándar tienen un túnel cerrado con forma de cilindro en el que se coloca al paciente para el procedimiento. Las unidades de MRI abiertas no rodean totalmente al paciente y algunas incluso pueden estar abiertas a todos los lados. Las unidades de MRI abiertas son particularmente útiles para realizar procedimientos que involucran a:

  • Niños
    Los padres u otros cuidadores pueden permanecer con el niño durante el procedimiento para brindarle consuelo y seguridad.
  • Personas con claustrofobia
    Antes del desarrollo de las unidades de MRI abiertas, las personas que padecían claustrofobia severa normalmente requerían la administración de un sedante antes del procedimiento.
  • Personas de gran tamaño u obesas
    Casi cualquier persona cabe en la mayoría de las unidades de MRI abiertas.

¿Cómo se realiza una MRI?

La MRI puede realizarse de forma ambulatoria o como parte del cuidado hospitalario. Aunque cada centro puede tener protocolos específicos, normalmente el procedimiento de una MRI sigue este proceso:

  1. Debido al fuerte campo magnético, el paciente debe quitarse todas las joyas y objetos de metal, como horquillas y pasadores para el pelo, audífonos, gafas o anteojos, y piezas dentales.
  2. Si el medicamento de contraste o el sedante será administrado por vía intravenosa (IV), se le colocará una vía intravenosa en la mano o el brazo. Si el líquido de contraste se administrará por vía oral, se le entregará al paciente para que lo trague.
  3. El paciente se acostará en una mesa que se desliza en un túnel dentro del escáner.
  4. El personal de MRI estará en otro cuarto donde están situados los controles del escáner. Sin embargo, el paciente estará constantemente a la vista del personal a través de una ventana. Los altavoces localizados dentro del escáner permitirán que el personal se comunique con el paciente y lo escuche. El paciente tendrá una campanilla para poder avisar al personal si tiene algún problema durante el procedimiento.
  5. Durante el proceso de escáner, se escuchará un chasquido a medida que se crea el campo magnético y los pulsos de las ondas de radio son enviados desde el escáner. Se le pueden suministrar auriculares al paciente con el fin de bloquear los ruidos procedentes del escáner de MRI y permitirle escuchar cualquier mensaje o instrucción del tecnólogo.
  6. Es muy importante que el paciente permanezca totalmente inmóvil durante el examen.
  7. A intervalos, se le pedirá que contenga la respiración o que no respire durante algunos segundos, según la parte del cuerpo que se evalúe. Luego, se le indicará cuándo puede volver a respirar. El paciente tendrá que contener la respiración sólo durante algunos segundos, de manera que no le resultará incómodo.
  8. El tecnólogo estará vigilando al paciente en todo momento y estará en constante comunicación.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de La Radiología

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4:30pm