Radioterapia

¿Qué es la radioterapia externa?

La radioterapia externa es un tipo de radiología terapéutica que se administra externamente desde una máquina dirigida al cáncer dentro del cuerpo del paciente. Entre los ejemplos de máquinas de radioterapia externa se incluyen los aceleradores lineales, las máquinas de cobalto o las máquinas de rayos X de ortovoltaje. El oncólogo radioterapeuta decidirá qué tipo de máquina se va a utilizar. La radioterapia externa es el tipo de radiología terapéutica que se utiliza con mayor frecuencia.

¿Cómo funciona la radioterapia externa?

La radioterapia externa administra radiación ionizante al cáncer, destruyendo las células cancerosas.

Para que las células sanas tengan tiempo de recuperarse, los pacientes que se someten a radioterapia externa reciben pequeñas dosis (fracciones) de radiación por vez. Recibir pequeñas dosis de radiación diariamente en lugar de una menor cantidad de dosis más elevadas ayuda a proteger el tejido sano situado alrededor del área enferma. (2)

La mayoría de los pacientes reciben tratamientos de radiación en forma ambulatoria. Un programa típico para el tratamiento de radioterapia externa consiste en recibir la terapia una vez al día durante cinco días a la semana durante dos a nueve semanas. En algunos casos, en los que el tratamiento es paliativo (para aliviar los síntomas más que para curar la enfermedad), la duración del tratamiento puede ser de sólo dos a tres semanas. El proceso de tratamiento generalmente toma de 10 a 30 minutos al día con la mayor parte del tiempo de posicionamiento del paciente. La duración del tratamiento depende del método de tratamiento y la dosis prescrita.

A medida que el tratamiento avanza, el oncólogo radioterapeuta controlará el progreso del paciente y su respuesta al tratamiento. En función de la respuesta al tratamiento, puede modificarse la dosis de la radiación, la cantidad de tratamientos o la duración del tratamiento.

Se están llevando a cabo investigaciones para estudiar los efectos de la radioterapia externa hiperfraccionada, en la que se administran varias dosis menores de radiación más de una vez al día, en lugar de una sola vez al día. Los resultados han sido promisorios para ciertos tipos de tumores y cánceres.

Aunque cada centro puede tener protocolos específicos, normalmente la radioterapia externa sigue este proceso:

  1. Por lo general, el paciente recibirá radioterapia externa cuatro o cinco veces a la semana durante un período de varias semanas.
  2. Según la ubicación del cáncer, es posible que el paciente deba quitarse la ropa. Si así fuera, se le entregará una bata para que se la ponga.
  3. El paciente será ubicado cuidadosamente para que el área bajo tratamiento reciba la cantidad adecuada de radiación. Pueden utilizarse moldes especiales y otros equipos para garantizar una posición adecuada del cuerpo.
  4. Pueden utilizarse protectores para resguardar los tejidos normales de la radiación.
  5. Una vez que se haya terminado de ubicar al paciente y de colocarle los protectores, comenzará el tratamiento. El paciente deberá permanecer totalmente inmóvil durante el tratamiento para que la radiación alcance el cáncer en la dosis adecuada.
  6. Cuando comienza la radioterapia, el tecnólogo observará atentamente al paciente en una pantalla de televisión que está en otra sala.
  7. El tratamiento será indoloro y durará sólo algunos minutos.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de La Radiología

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4:30pm