¿Qué son los ejercicios de Kegel?

Los ejercicios de Kegel son ejercicios del suelo de la pelvis que ayudan a tonificar los músculos de la vagina y el perineo, lo cual es importante para el parto. Si los músculos están preparados, el proceso de alumbramiento será más sencillo. Además, si estos ejercicios se siguen practicando después del parto, ayudan a acelerar el proceso de recuperación. Hacer un ejercicio de Kegel es simple.

Tense los músculos que rodean la vagina y el ano. (El movimiento de los músculos es similar al efectuado al detener el flujo de orina.)

Mantenga los músculos tensionados tanto tiempo como pueda, aumentando el tiempo hasta 8 ó 10 segundos cada vez. Relaje los músculos. Tensione y relaje los músculos varias veces al día.

Primer Trimestre

La primera visita prenatal:

La primera consulta prenatal es la más exhaustiva. Se obtiene una historia médica completa, se lleva a cabo un examen físico, y también se realizan otros exámenes y procedimientos para evaluar la salud inicial de la madre y del embrión. La primera visita prenatal puede incluir lo siguiente:

  • Historia médica personal - puede incluir el registro de los siguientes datos:
    • Condiciones médicas previas y actuales - tales como diabetes, presión sanguínea alta (hipertensión), anemia o alergias.
    • Uso actual de medicamentos - recetados y de venta sin receta médica.
    • Cirugías anteriores.
  • Historia médica materna y paterna - incluyendo enfermedades como diabetes o retraso mental, y trastornos genéticos tales como la enfermedad de células falciformes o la enfermedad de Tay-Sachs.
  • Historia ginecológica y obstétrica personal - que incluye embarazos anteriores (partos de fetos muertos, abortos espontáneos, partos, interrupciones del embarazo) e historia menstrual (es decir, longitud y duración de los períodos menstruales).
  • Educación - incluyendo una conversación acerca de la importancia de tener una nutrición adecuada, practicar ejercicio con regularidad, evitar el consumo de alcohol, drogas y tabaco durante el embarazo y también sobre cualquier preocupación acerca de la violencia doméstica.
  • Examen de la pelvis - este tipo de examen puede efectuarse por alguna de las siguientes razones o por todas ellas:
    • Observar el tamaño y posición del útero.
    • Determinar la edad del feto.
    • Examinar el tamaño y estructura del hueso de la pelvis.
    • Efectuar un examen de Papanicolau (también llamado frotis Pap) para detectar la presencia de células anormales.
  • Exámenes de laboratorio, que incluyen los siguientes:
    • Examen de orina - para analizar la presencia de bacterias, azúcar y proteínas.
    • Exámenes de sangre - para determinar el grupo sanguíneo.

      Los exámenes para determinar el factor Rh se les practican a todas las embarazadas durante las primeras semanas de embarazo. La madre y el feto pueden tener grupos sanguíneos incompatibles; la incompatibilidad más común es la del Rh. Existe incompatibilidad del Rh cuando la sangre de la madre es Rh-negativa, la del padre Rh-positiva y la sangre del feto Rh-positiva. La madre puede producir anticuerpos contra el feto Rh-positivo, lo cual puede provocar anemia en el feto. Los problemas de incompatibilidad deben controlarse; existen tratamientos médicos adecuados para prevenir la formación de anticuerpos Rh durante el embarazo.
    • Exámenes de sangre de detección - para detectar la presencia de enfermedades (por ejemplo, rubéola).
    • Exámenes genéticos - para detectar enfermedades hereditarias (por ejemplo, anemia de células falciformes, enfermedad de Tay-Sachs).
    • Exámenes de detección - para detectar enfermedades infecciosas (por ejemplo, enfermedades de transmisión sexual).

La primera visita prenatal ofrece asimismo una oportunidad para hacer preguntas o conversar sobre lo que le preocupe en relación con el embarazo.

Qué sucede durante el primer trimestre:

Un primer trimestre saludable es decisivo para el desarrollo normal del feto. Si bien es probable que la futura madre no muestre grandes cambios exteriores, dentro de su cuerpo se encuentran en formación todos los órganos y sistemas principales del feto.

A medida que el embrión se implanta en la pared uterina, ocurren muchos desarrollos, entre los que se incluyen:

  • Bolsa amniótica
    Durante todo el embarazo, el feto se encuentra rodeado por una bolsa llena de líquido amniótico llamada bolsa amniótica. El líquido amniótico es un líquido que producen el feto y el amnios (la membrana que cubre la parte interna, es decir el lado del feto, de la placenta), y que protege al feto contra lesiones y contribuye a regular su temperatura.
  • Placenta
    La placenta es un órgano en forma de pastel plano que crece sólo durante el embarazo. Se pega a la pared del útero por medio de pequeñas proyecciones llamadas vellosidades. Los vasos sanguíneos fetales que salen del cordón umbilical llegan hasta esas vellosidades e intercambian alimento y desechos con la sangre de la madre. Los vasos sanguíneos del feto están separados de la corriente sanguínea de la madre por una membrana delgada.
  • Cordón umbilical
    El cordón umbilical es similar a una cuerda que conecta al feto con la placenta. El cordón umbilical contiene dos arterias y una vena que le llevan oxígeno y nutrientes al feto, y sacan los productos que el feto desecha.

El primer trimestre es el período en el cual el feto es más susceptible al daño provocado por sustancias como el alcohol, las drogas, ciertos medicamentos y por enfermedades como la rubéola.

Durante el primer trimestre, tanto el cuerpo de la madre como el del feto experimentan cambios rápidos.

Dibujo que demuestra el crecimiento del feto desde las 8 hasta las 40 semanas

Desarrollo del feto durante el primer trimestre:

Durante el primer trimestre, tienen lugar los cambios y el desarrollo más notables. En las ocho primeras semanas, el feto recibe el nombre de embrión. El embrión se desarrolla con rapidez y hacia el final del primer trimestre ya es un feto totalmente formado, que pesa entre 1/2 onza y una onza, y tiene una longitud promedio de tres a cuatro pulgadas.

Parámetros de crecimiento y desarrollo en el primer trimestre:

Así como cada niño crece y madura a ritmos diferentes y en diferentes momentos, lo mismo ocurre cuando un niño comienza su vida en el útero. El cuadro que ofrecemos a continuación proporciona parámetros para la mayoría de los embarazos normales. Sin embargo, cada feto se desarrolla de modo diferente.

Al cumplirse 4 semanas
  • Empiezan a formarse todos los sistemas y órganos principales.
  • El embrión tiene una apariencia similar a un renacuajo.
  • Empiezan a formarse el tubo neural (que luego se convierte en el cerebro y la médula espinal), el sistema digestivo, el corazón y el sistema circulatorio.
  • Se inicia el desarrollo de los ojos y las orejas.
  • Aparecen pequeños botones de extremidades (que luego se convertirán en brazos y piernas).
  • El corazón late.
Al cumplirse 8 semanas
  • Todos los sistemas corporales más importantes siguen desarrollándose y funcionando, incluyendo el sistema circulatorio, el nervioso, el digestivo y el urinario.
  • El embrión empieza a tomar forma humana, aunque la cabeza es más grande en proporción al resto del cuerpo.
  • En la boca se desarrolla el brote de los dientes (que más tarde dará origen a los dientes de bebé).
  • Los ojos, la nariz, la boca y las orejas se observan con mayor definición.
  • Los brazos y piernas son claramente visibles.
  • Los dedos aún se encuentran unidos por una membrana pero pueden distinguirse con claridad.
  • Los órganos más importantes continúan desarrollándose y se pueden oír los latidos del corazón del bebé usando un instrumento llamado Doppler.
  • Empiezan a desarrollarse los huesos; la nariz y las mandíbulas evolucionan con rapidez.
  • El embrión está en constante movimiento, aunque la madre todavía no lo percibe.
De embrión a feto
Después de 8 semanas, el embrión se denomina "feto" (que significa "retoño"). Si bien el feto no mide más de 1 pulgada o 1 pulgada y 1/2 en este momento, todos los órganos y sistemas principales ya están formados.
Durante las semanas 9 a 12
  • Se desarrollan los órganos genitales externos.
  • Aparecen las uñas de los dedos de las manos y pies.
  • Se forman los párpados.
  • Aumenta el movimiento del feto.
  • Los brazos y piernas están totalmente formados.
  • Empieza a desarrollarse la "caja de la voz" (laringe) en la tráquea.
Durante las primeras 12 semanas, el feto es sumamente vulnerable. En este período, todos los órganos y sistemas corporales más importantes se encuentran en formación y pueden dañarse si el feto se ve expuesto a drogas, rubéola, radiación, tabaco, y sustancias químicas y tóxicas. A pesar de que hacia el final de las 12 primeras semanas los órganos y sistemas corporales se encuentran totalmente formados, el feto no puede sobrevivir de manera independiente.

Cambios en el cuerpo de la madre:

Durante el embarazo, también se dan muchos cambios en el cuerpo de la futura madre. Las mujeres experimentan esos cambios de modos diferentes. Algunos síntomas del embarazo persisten por varias semanas o meses, mientras que otros duran tan sólo un breve período. Mientras que algunas mujeres tienen muchos síntomas, otras experimentan sólo algunos o ninguno. A continuación incluimos una lista de cambios y síntomas que pueden presentarse en el primer trimestre:

  • Las glándulas mamarias se agrandan, lo cual hace que los senos se inflamen y duelan preparándose para la lactancia. Esto se debe al aumento en la cantidad de las hormonas estrógeno y progesterona. Debe usarse un sostén especial.
  • Las aréolas (la zona pigmentada que rodea los pezones) se agrandan y oscurecen; es posible que se cubran de bultos pequeños, de color blanco, llamados tubérculos de Montgomery (glándulas sudoríparas agrandadas).
  • Las venas superficiales de los senos se vuelven más prominentes.
  • El útero está creciendo y empieza a presionar la vejiga, por lo que se necesita orinar con mayor frecuencia.
  • En parte a causa de los aumentos en los niveles de hormonas, una mujer embarazada puede experimentar cambios de humor similares a los del síndrome premenstrual (una condición que experimentan algunas mujeres, caracterizada por cambios de humor, irritabilidad y otros síntomas físicos que se presentan poco antes de cada período menstrual).
  • El aumento en los niveles hormonales necesario para mantener el embarazo puede provocar "náuseas matutinas", una sensación de náusea acompañada a veces de vómitos. Sin embargo, las náuseas matutinas no se presentan necesariamente por la mañana, y rara vez interfieren con la nutrición materna y fetal adecuada.
  • Dado que el útero en crecimiento presiona el recto y los intestinos, es posible que provoque estreñimiento.
  • Las contracciones musculares del intestino, que ayudan a mover los alimentos a través del tracto digestivo, se vuelven más lentas a causa de los niveles altos de progesterona. Este hecho puede, a su vez, provocar acidez, indigestión, estreñimiento y gases.
  • La ropa empieza a ajustarse a los senos y la cintura, ya que el tamaño del abdomen comienza a aumentar para hacer lugar al feto en crecimiento.
  • También puede ocurrir que se experimente fatiga debido a las exigencias físicas y emocionales del embarazo.
  • El volumen cardiaco aumenta aproximadamente en un 40 a un 50 por ciento entre el inicio y el fin del embarazo, con un mayor gasto cardiaco. El aumento del gasto cardiaco puede provocar el aumento en el pulso durante el embarazo. Es necesario un mayor volumen de sangre para poder suministrarle un flujo adicional al útero.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de El Embarazo y el Nacimiento

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4:30pm