Parto

¿Cuáles son las posibles complicaciones del parto?

Si bien no son frecuentes las complicaciones graves durante el parto, pueden surgir algunos problemas. Algunas de las complicaciones más comunes incluyen:

  • Meconio fetal
    Al romperse la membrana de la bolsa amniótica, el líquido amniótico debe ser transparente. Sin embargo, si el líquido amniótico es de color verdoso o marrón, puede indicar la presencia de meconio fetal, que normalmente es expulsado después del nacimiento con la primera defecación del bebé. La presencia de meconio en el líquido amniótico puede ser una indicación de sufrimiento fetal. En ese caso, se debe consultar al médico de inmediato.
  • Pulso fetal anormal
    El pulso fetal durante el trabajo de parto es un buen indicador de cómo reacciona el feto frente a las contracciones del parto. El pulso se suele monitorizar electrónicamente durante el parto; lo normal es que varíe entre 120 y 160 latidos por minuto. Si el feto experimenta sufrimiento, es posible tomar medidas de inmediato, como darle oxígeno a la madre, aumentar los fluidos y cambiar la posición de la madre.
  • Posición anormal del feto durante el nacimiento
    La posición normal del feto en el nacimiento es con la cabeza para abajo, y la cara hacia la espalda de la madre. Sin embargo, en ocasiones el feto no se encuentra en la posición correcta, lo cual hace que el paso por el canal de parto sea más difícil. Entre las posiciones anormales en las que puede encontrarse el feto se encuentran las que siguen:
    • Colocado de cabeza, pero con la cara hacia adelante.
    • Colocado con la cara encajada en la pelvis de la madre, en lugar de encajar la parte superior de la cabeza.
    • Colocado con la frente encajada en la pelvis de la madre.
    • Colocado de nalgas (con las nalgas o los pies en la pelvis de la madre).
    • Colocado con un hombro en la pelvis de la madre.
Dibujo que demuestra un parto normal y las presentaciones de parto anormales

Según la posición, el médico puede tratar de hacer que el bebé nazca en la posición en que está, hacer un intento de girar el feto antes del parto o efectuar una cesárea.

Nacimiento del bebé:

El parto es el momento en que el feto, seguido de la placenta, sale del cuerpo de la madre. En la preparación para el parto, puede que se traslade a la madre a una sala de partos o que permanezca en la misma habitación para llevar a cabo el trabajo previo al parto y para el parto mismo. Se alienta a los padres o a las parejas a que participen activamente en el proceso de alumbramiento ayudando con las técnicas de relajación y los ejercicios respiratorios.

Para el parto, la madre puede estar en cuclillas, sentada o semisentada (entre acostada y sentada). En la posición semisentada, la gravedad ayuda a la madre a empujar el bebé a través del canal de parto. El tipo de posición elegido para el parto depende de las preferencias de la madre y del médico.

Durante el parto, el personal médico sigue vigilando los signos vitales de la madre (como la presión sanguínea y el pulso), así como el pulso fetal. El médico examina la vagina para determinar la posición de la cabeza del feto y brinda apoyo y aconseja a la madre mientras puja.

El parto puede ser vaginal o por cesárea (llamado "C-section" en inglés).

¿Qué es el parto vaginal?

Durante el parto vaginal, en el momento en que la cabeza y barbilla del feto se pueden ver, el médico ayuda a éstas salgan por la vagina. Una vez que la cabeza sale de la vagina, el médico gira el feto hasta que queda de costado; posteriormente asiste en la salida de los hombros, seguidos del resto del cuerpo.

En algunos casos, el orificio de la vagina no se dilata lo suficiente para dejar pasar al feto. Si existe algún riesgo de que se desgarre, es posible que el médico practique una episiotomía, una incisión en la pared vaginal y el periné (el área entre los muslos, que se extiende entre el ano y el orificio vaginal) para facilitar la salida del feto.

Una vez que el bebé ha nacido, se le pide a la madre que siga pujando durante las siguientes contracciones uterinas para expulsar la placenta. Una vez expulsada la placenta, se sutura la incisión correspondiente a la episiotomía. Por lo general, se suministra oxitocina (un fármaco que se administra por inyección intramuscular o por vía intravenosa, utilizado para contraer el útero) y se masajea el útero para que se contraiga y evitar que la madre sangre excesivamente.

¿Qué es la cesárea (en inglés, "C-section")?

Cuando una mujer no puede dar a luz por vía vaginal, el parto se realiza por medio de una intervención quirúrgica practicando una cesárea. Las cesáreas se suelen llevar a cabo en una sala de operaciones o en una sala de partos designada para este fin. Algunas cesáreas son planificadas y programadas, mientras que otras pueden practicarse como resultado de complicaciones surgidas durante el trabajo de parto.

Una vez que la anestesia hace efecto, se realiza una incisión abdominal y se practica una abertura en el útero. Se abre la bolsa amniótica y se extrae al bebé a través de esa abertura. Es probable que la madre experimente una sensación de presión o tirón.

Después del nacimiento del bebé, el médico sutura la incisión abdominal y se le administra oxitocina a la madre (ya sea por inyección intramuscular o por vía intravenosa) para contraer el útero e impedir así que sangre.

Condiciones para que se practique una cesárea:

Hay una serie de condiciones que aumentan las probabilidades de que se deba practicar una cesárea. éstas pueden incluir, pero no se limitan a, las siguientes:

  • Parto anterior por cesárea.
  • Fatiga fetal.
  • Posición de parto anormal (por ejemplo, de nalgas, hombros, cara).
  • Falta de progreso en el trabajo de parto o evolución anormal.
  • Complicaciones de la placenta (por ejemplo, placenta previa, situación en que la placenta bloquea el cuello uterino y presenta el riesgo de desprenderse del feto prematuramente).
  • Mellizos o fetos múltiples.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de El Embarazo y el Nacimiento

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4:30pm