Costumbres Saludables de Sueño

¿Qué es el sueño normal?

La cantidad normal de sueño varía dependiendo de la edad de su hijo.

Edad

Promedio de sueño nocturno

Promedio de sueño diurno

Los recién nacidos hasta 3 meses

De 8 a 9 horas
(se despiertan en la noche para alimentarse).

8 horas.

De 6 a 12 Meses

De 10 a 12 horas
(normalmente duermen toda la noche).

5 horas.

2 años

De 10 a 12 horas.

4 horas
(menos siestas después de los 12 meses de edad).

3 años

10 horas.

1 hora.

De 4 a 6 años

10 horas.

Normalmente no duermen siesta.

Consejos útiles para las costumbres saludables de sueño:

Los siguientes son algunos consejos útiles para establecer buenas costumbres de sueño para su hijo:

  • Los recién nacidos no tienen un programa establecido de noche y de día durante las primeras semanas de vida. Es mejor que un recién nacido no duerma más de cinco horas seguidas en las primeras cinco o seis semanas ya que su pequeño cuerpo necesita ser alimentado frecuentemente.
  • Los bebés de más edad y los niños deben tener un horario para las siestas y para irse a acostar.
  • Empiece con un tiempo de relajación, como escuchar música suave o leer un libro, 20 ó 30 minutos antes de acostarse. La televisión no debe ser parte del tiempo de relajación.
  • Después del tiempo de relajación, siga la rutina de irse a acostar, como un cambio de pañales, ir al baño, cepillarse los dientes, etc.
  • Establezca un límite para el tiempo de relajación y la rutina de forma que éstos no se alarguen y su hijo sepa qué esperar antes de irse a la cama.
  • Diga buenas noches, apague la luz y salga del cuarto.
  • Los objetos de seguridad, como una manta especial o animal de peluche, pueden ser parte de la rutina de irse a acostar.
  • Es importante acostar a los niños cuando todavía están despiertos para que aprendan a dormirse solos.
  • No debe acostarse a los bebés con un biberón. Esto provoca problemas de caries e infecciones del oído.

Consejos útiles para los niños con malas costumbres de sueño:

Los niños pueden fácilmente adquirir costumbres a la hora de acostarse que no son siempre sanas. Las siguientes sugerencias pueden ayudar cuando un niño no quiere irse a la cama o tiene problemas para permanecer en la cama:

  • Si su niño llora, habléle suavemente y dígale: "Estás bien. Es hora de dormirse". Después salga del cuarto.
  • No le dé un biberón ni agarre en brazos a su hijo.
  • Alargue el tiempo entre las visitas al cuarto si su hijo continúa llorando. No haga nada más que hablarle suavemente y salga del cuarto.
  • Su hijo se calmará y se dormirá si usted se ajusta a esta rutina. Su hijo puede tardar varias noches en acostumbrarse al nuevo plan.
  • Si su hijo está acostumbrado a beber una gran cantidad de leche justo antes de irse a dormir, empiece a disminuir la cantidad de leche en el biberón en ½ o 1 onza cada noche hasta que el biberón esté vacío y luego retírelo completamente.
  • Algunas veces, los niños se salen de su rutina de dormir por la noche debido a una enfermedad o un viaje. Regresan rápidamente a las buenas costumbres de sueño cuando las cosas vuelven a la normalidad.

Algunas veces, los niños de más edad pasan por una fase o un período de tiempo en que regresan a las malas costumbres de sueño o desarrollan nuevos problemas para dormir. A continuación se enumeran algunas sugerencias para ayudar a los padres con niños de más edad que tengan problemas para ir a la cama:

  • Si su hijo se levanta, llévelo de vuelta a la cama con una advertencia de que cerrará la puerta (no con cerrojo) durante 1 ó 2 minutos si se vuelve a levantar.
  • Si su hijo permanece en la cama, la puerta permanece abierta. Si su hijo se levanta, la puerta se cierra durante 2 minutos. Su hijo puede entender que tiene el control de mantener la puerta abierta quedándose en la cama.
  • Si su hijo vuelve a levantarse, cierre la puerta de 3 a 5 minutos (no más de 5 minutos).
  • Sea consistente. Lleve a su hijo de vuelta a la cama cada vez que se levante.
  • Cuando su hijo permanezca en la cama, abra la puerta y elogie a su hijo (por ejemplo, "Estás haciendo un gran esfuerzo por quedarte en cama. Buenas noches").
  • Su hijo puede ser recompensado por permanecer en la cama ganando una estrella en un calendario cuando se quede en la cama toda la noche. Puede darle un premio especial cuando gane un determinado número de estrellas.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de La Pediatría

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4:30pm
 
Topic Index