Puentes

¿Qué es un puente dental?

Un puente dental es un aparato que se usa para reemplazar uno o más dientes que faltan. Estos aparatos se fijan en su lugar con cemento y no pueden ser retirados por el paciente.

¿Cómo se construye un puente dental?

Como su nombre lo indica, el puente está formado por tres piezas que encajan en el espacio abierto de la boca, "llenando" dicho espacio vacío. La mayoría de los puentes están compuestos por un diente póntico (o diente falso) unido por dos coronas (una "tapa" que cubre el diente, similar al tamaño y la forma de un diente normal). Esto se adhiere con cemento a los dientes contiguos o de soporte (los dientes que están a cada lado del espacio vacante).

¿Quién es candidato para los puentes?

Casi toda persona a quien le falten uno o más dientes es candidata para un puente dental. Sin embargo, el éxito del puente viene a menudo determinado por una higiene oral adecuada.

¿Cuáles son los tipos de puentes dentales?

Existen varios tipos diferentes de puentes dentales. Su dentista o especialista de la salud oral le recomendará el más apropiado para la condición de su boca y la localización del diente o dientes perdidos.

  • Puente tradicional - un diente póntico (o diente falso) unido por dos coronas (una "tapa" que cubre el diente, similar al tamaño y la forma de un diente normal). Esto se adhiere con cemento a los dientes contiguos o de soporte (los dientes que están a cada lado del espacio vacante).
  • Puente unido con resina (también conocido como puente "Maryland") - este tipo de puente une el diente póntico a unas bandas de metal, que a su vez están unidas a la parte posterior de los dientes contiguos o de soporte con un cemento de resina. Este procedimiento es común cuando se han perdido los dientes de la parte frontal de la boca.
  • Puente voladizo - este tipo de procedimiento es más adecuado cuando sólo existe un diente contiguo o puntal en cualquier lado del espacio vacante.

El cuidado de la salud oral y los puentes:

Las siguientes recomendaciones ayudarán a eliminar o reducir cualquier problema de la salud oral mientras sus dientes estén unidos por un puente:

  • Cepíllese los dientes con cuidado después de cada comida con pasta de dientes con fluoruro y un cepillo de dientes con cerdas blandas ya que la comida se aloja fácilmente entre los dientes, causando la infección de encías y dientes. Esto puede llevar a complicaciones mayores que resulten en la pérdida del puente.
  • Utilice el hilo dental a diario. Su dentista, o cualquier otro especialista de la salud oral, puede recomendarle el uso de hilo dental para alcanzar zonas difíciles de limpiar entre el puente y los dientes adyacentes.
  • Realice una limpieza cada 6 meses con la ayuda de un profesional de la salud oral.
  • Limite la ingestión de azúcar y almidón ya que sus restos pueden convertirse en ácidos perjudiciales que, además de promover la formación de placa, pueden dañar los dientes y las encías.
  • Evite los pasabocas (bocados entre comidas) duros o pegajosos. Esto incluye alimentos tales como las palomitas de maíz, los dulces o confetis, el caramelo y las nueces.

La mayoría de los puentes duran de 8 a 10 años con la higiene oral adecuada.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de La Salud Oral

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4:30pm