Mordeduras de Animales y la Rabia

El peligro de las mordeduras de los animales:

Las mordeduras y los arañazos de los animales, incluso si son de poca importancia, pueden infectarse y propagar bacterias a otras partes del cuerpo. Sin importar si la mordedura es de una mascota doméstica o de un animal salvaje, los arañazos y las mordeduras pueden ser portadores de una enfermedad. Los arañazos de los gatos, por ejemplo, incluso de un gatito, pueden causar la "enfermedad por arañazo de gato," una infección bacteriana. Otros animales pueden transmitir la rabia y el tétanos. Las mordeduras que rompen la piel son incluso más propensas a infectarse.

Cuidados de las mordeduras de animales:

Para las mordeduras superficiales por una mascota de la familia que vive en el hogar, que está vacunada y que goza de buena salud:

  • Lave la herida con jabón y agua a presión bajo el grifo durante al menos cinco minutos, pero no restriegue, ya que podría causar moretones en el tejido. Aplique una loción o crema antiséptica.
  • Vigile la aparición de algún signo de infección en el lugar de la mordedura, como aumento en el enrojecimiento, dolor, hinchazón, supuración o fiebre. Llame a su médico o a su profesional de la salud de inmediato si presenta cualquiera de estos síntomas.

Para las mordeduras más profundas o heridas punzantes causadas por algún animal o para las mordeduras de un animal extraño:

  • Si la mordedura o el arañazo sangran, aplique presión con un vendaje o una toalla limpia para parar la hemorragia.
  • Lave la herida con jabón y agua a presión bajo el grifo durante al menos cinco minutos, pero no restriegue, ya que podría causar moretones en el tejido.
  • Seque la herida y tápela con una compresa estéril, pero no utilice esparadrapo ni vendajes en forma de mariposa, ya que pueden hacer que bacterias nocivas se queden atrapadas en la herida.
  • Llame a su médico o profesional de la salud para que le explique cómo hacer un informe del ataque y para que determine si necesita tratamiento adicional, como antibióticos, dosis de refuerzo de la vacuna del tétanos o de la vacuna contra la rabia. Esto es especialmente importante en caso de mordeduras en la cara o en las mordeduras que causan heridas punzantes profundas en la piel.
  • Si es posible, localice al animal que causó la herida. A algunos animales es necesario capturarlos, confinarlos y observar si presentan signos de rabia. No trate de capturar al animal usted mismo, póngase en contacto con el guardián de animales más cercano o la oficina de control de animales de su área.
  • Si no puede encontrarse al animal, si el animal era una especie de alto riesgo (una mofeta o un murciélago) o si el ataque del animal no fue provocado, la víctima podría necesitar una serie de inyecciones contra la rabia.

Llame a su médico o proveedor de cuidados de la salud si tiene algún síntoma parecido a los de la gripa como fiebre, dolor de cabeza, malestar general, pérdida de apetito o ganglios inflamados después de la mordedura de un animal.

¿Qué es la rabia?

La rabia es una infección vírica de ciertos animales de sangre caliente causada por un virus de la familia Rhabdoviridae. Ataca al sistema nervioso y, una vez que los síntomas se desarrollan, es mortal en el cien por ciento de los casos en los animales.

En Norteamérica, la rabia afecta principalmente a las mofetas, los mapaches, los lobos, los coyotes y los murciélagos. En algunas áreas, estos animales salvajes infectan a gatos domésticos, a perros y al ganado. En Estados Unidos, los gatos son más propensos que los perros a contraer la rabia.

Cada uno de los estados conservar la información sobre los animales que pueden llevar a la rabia. Es mejor verificar la información específica para la región si tiene dudas sobre un aspecto concreto de los animales y que han sido mordidos.

¿Cómo se produce la rabia?

El virus de la rabia entra en el cuerpo a través de un corte o arañazo, o a través de las membranas mucosas (tales como el epitelio de la boca y los ojos) y viaja al sistema nervioso central. Una vez que la infección se ha establecido en el cerebro, el virus baja por los nervios desde el cerebro y se multiplica en diferentes órganos.

Las glándulas y los órganos salivales son los más importantes en la propagación de la rabia de un animal a otro. Cuando un animal infectado muerde a otro animal, el virus de la rabia se transmite por medio de la saliva infectada del animal. Los arañazos hechos por las garras de los animales rabiosos son también peligrosos, ya que estos animales lamen sus garras.

¿Cuáles son los síntomas de la rabia?

En los seres humanos el período de incubación desde el momento de la exposición hasta el inicio de la enfermedad puede variar entre 5 días y más de un año, aunque el promedio del período de incubación es de aproximadamente dos meses. A continuación se enumeran los síntomas más comunes de la rabia. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

Rabia: Fase 1

Rabia: Fase 2

  • Período inicial de síntomas vagos, que dura de 2 a 10 días.
  • Los síntomas vagos pueden incluir:
    • Fiebre.
    • Dolor de cabeza.
    • Malestar general.
    • Disminución en el apetito.
    • Vómito.
  • Dolor, comezón o entumecimiento y hormigueo en el sitio de la herida.
  • Los pacientes a menudo desarrollan dificultad para tragar (algunas veces referido como "espuma en la boca") debido a la incapacidad para tragar saliva; incluso el ver agua puede aterrorizar al paciente.
  • Algunos pacientes se vuelven inquietos y desorientados, mientras que otros quedan paralizados.
  • El resultado puede ser la muerte inmediata, o el coma que resulta en muerte por otras complicaciones.

Los síntomas de la rabia pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la rabia?

En animales, el examen directo del anticuerpo fluorescente (su sigla en inglés es dFA) es el utilizado con más frecuencia para diagnosticar la rabia. En unas cuantas horas, los laboratorios de diagnóstico pueden determinar si un animal está rabioso y proporcionar esta información a los profesionales médicos. Estos resultados pueden evitarle a la persona someterse al tratamiento si el animal no está rabioso.

En los seres humanos, es necesario realizar una serie de exámenes para confirmar o descartar la rabia, puesto que no puede utilizarse un examen único para descartar la enfermedad con certeza. Los exámenes se realizan en muestras de suero, saliva y líquido cefalorraquídeo. También se pueden realizar biopsias con piel extraída de la nuca.

Tratamiento de la rabia:

Por desgracia, no existe ningún tratamiento eficaz para la rabia una vez que han aparecido los síntomas de la enfermedad. Sin embargo, existe una nueva vacuna eficaz, que proporciona inmunidad contra la rabia cuando se administra después de una exposición. También se puede utilizar como prevención antes de que se produzca la exposición en personas como veterinarios y adiestradores de animales.

¿Cómo se pueden evitar las mordeduras de animales y la rabia?

Actuar de forma segura con los animales, incluso con sus propios animales domésticos, puede ayudar a reducir el riesgo de mordeduras de animales. Algunas pautas generales para evitar las mordeduras de animales y la rabia son las siguientes:

  • No trate de separar a los animales que se estén peleando.
  • Evite a los animales desconocidos y enfermos.
  • Deje a los animales tranquilos cuando están comiendo.
  • Sujete a las mascotas con una correa cuando están en público.
  • Seleccione las mascotas domésticas con mucho cuidado.
  • Nunca deje a un niño pequeño solo con una mascota.
  • Todos los perros y gatos domésticos deben vacunarse contra la rabia y las vacunas deben tenerse al día.
  • No se aproxime o juegue con los animales salvajes de ningún tipo, y sea consciente de que los animales domésticos podrían estar infectados con el virus de la rabia.
  • Supervise a sus mascotas para que no entren en contacto con los animales salvajes. Llame a su agencia local de control de animales para que recojan cualquier animal callejero.

Informar del incidente a su proveedor del cuidado para la salud:

Si usted o alguien que usted conoce es mordido por un animal, recuerde estos hechos para comunicarlos a su proveedor del cuidado para la salud:

  • Lugar del accidente.
  • Tipo de animal implicado (mascota doméstica o animal salvaje).
  • Tipo de exposición (corte, arañazo, lamido de una herida abierta).
  • Parte del cuerpo afectada.
  • Número de exposiciones.
  • Si el animal ha sido o no ha sido vacunado contra la rabia.
  • Si el animal estaba enfermo o sano; si estaba "enfermo", qué síntomas presentaba.
  • Si el animal está o no disponible para examinarlo o someterlo a cuarentena.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de Las Emergencias No-Traumáticas

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4:30pm