Anemia Aplásica

¿Qué es la anemia aplásica?

La anemia aplásica se presenta cuando la médula ósea produce muy poca cantidad de los tres tipos de células sanguíneas: glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Un número reducido de glóbulos rojos causa una baja en la hemoglobina. Un número reducido de glóbulos blancos hace al paciente susceptible a infecciones. Y un número reducido de plaquetas hace que la sangre no se coagule tan fácilmente.

¿Qué causa la anemia aplásica?

La anemia aplásica tiene múltiples causas. Algunas de estas causas son idiopáticas, lo que quiere decir que ocurren esporádicamente sin ninguna razón conocida. Otras causas son secundarias, como resultado de una enfermedad o trastorno previo. Las causas adquiridas, sin embargo, pueden incluir las siguientes:

  • Antecedentes de enfermedades infecciosas específicas, como por ejemplo hepatitis, virus de Epstein-Barr (EBV, por su sigla en inglés), citomegalovirus (CMV), parvovirus B19 o virus de inmunodeficiencia humana (VIH, o HIV en inglés).
  • Antecedentes de haber tomado determinados medicamentos, como antibióticos y anticonvulsivos.
  • Exposición a determinadas toxinas, como metales pesados.
  • Exposición a la radiación.
  • Antecedentes de una enfermedad autoinmune, como por ejemplo el lupus.
  • Una condición hereditaria.

¿Cuáles son los síntomas de la anemia aplásica?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de la anemia aplásica. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Dolores de cabeza.
  • Mareos.
  • Náuseas.
  • Dificultad para respirar.
  • Moretones.
  • Falta de energía o cansarse fácilmente (fatiga).
  • Palidez anormal o pérdida de color en la piel.
  • Sangre en las heces.
  • Hemorragias nasales.
  • Encías sangrantes.
  • Fiebre.
  • Aumento de la sensibilidad en los senos nasales.
  • Aumento de tamaño del hígado o del bazo.
  • Candidiasis bucal (parches blancos en una superficie inflamada, húmeda y roja, que se producen en cualquier parte de la boca).

Los síntomas de la anemia aplásica pueden parecerse a los de otros trastornos de la sangre o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la anemia aplásica?

Además de una historia médica completa y un examen físico, los procedimientos de diagnóstico para la anemia incluyen:

  • exámenes de sangre
  • biopsia por aspiración y por punción de la médula ósea - la médula puede ser extraída por medio de una biopsia por aspiración (punción aspirativa) o de una biopsia por punción (punción biópsica) bajo anestesia local. En la biopsia por aspiración, se extrae una muestra de líquido de la médula ósea, mientras que en la biopsia por punción se extraen células (en lugar de líquido). A menudo, estos métodos se utilizan en combinación.

Tratamiento de la anemia aplásica:

El tratamiento específico de la anemia aplásica será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.
  • Qué tan avanzada está la enfermedad.
  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.
  • Su opinión o preferencia.

La anemia aplásica es una enfermedad grave y el tratamiento depende, en general, de la causa subyacente. Para algunas de estas causas, puede esperarse la recuperación después del tratamiento; sin embargo, es posible que se produzca alguna recaída. Generalmente, si el recuento sanguíneo es bajo, al principio el tratamiento es de apoyo, lo que significa que es necesario tratar los síntomas pero no es posible curar la enfermedad. El tratamiento de apoyo puede incluir:

  • transfusión de sangre (tanto glóbulos rojos como plaquetas)
  • tratamiento preventivo con antibióticos
  • lavado de manos meticuloso
  • cuidado especial en la preparación de los alimentos (como por ejemplo, comer solamente alimentos cocidos)
  • evitar las obras en construcción, ya que pueden ser una fuente de determinados hongos
  • medicamentos (para estimular la médula ósea a producir células)
  • terapia inmunosupresora
  • terapia hormonal

Haz click aquí para ir a la página de
Los Recursos en la Red de La Hematología y las Enfermedades de la Sangre

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4:30pm