Armas de Fuego - Identificación de Situaciones de Alto Riesgo

Un arma de fuego en la casa, ya sea cargada o no, aumenta el riesgo de lesiones relacionadas con armas de fuego en los niños. La Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) exige la remoción de armas portátiles de las zonas en que los niños viven y juegan. Sin embargo, aún si no existe arma alguna en su casa, es posible que su hijo esté en contacto con un arma de fuego en otra casa, ya que se estima que en el 40 por ciento de los hogares de Estados Unidos existe un arma de fuego.

Ser consciente de las situaciones donde pueden aumentar el riesgo de exposición de su hijo a las lesiones accidentales por armas de fuego puede servirle para evitarlas. Las situaciones de alto riesgo pueden incluir, entre otras, las siguientes:

  • Armas de fuego accesibles en el hogar
    Los padres suelen subestimar la capacidad del niño de tener acceso a las armas de fuego en el hogar, o incluso la capacidad del niño para dispararlas. Las estadísticas muestran que entre el 75 y el 80 por ciento de los escolares de primer y segundo grado que viven en una casa en la que hay un arma de fuego saben dónde se guarda. Además, incluso los niños de 3 años pueden tener la fuerza suficiente como para apretar el gatillo de un arma de fuego..
  • Armas de fuego accesibles en otra casa
    Aun cuando en su casa no haya un arma de fuego, su vecino, su amigo o un familiar puede tener un arma de fuego accesible en su casa.
  • Los adolescentes varones
    La mayoría de los niños de menos de 14 años de edad que mueren por un accidente con un arma de fuego son varones (el 80 por ciento). La Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) considera que en los hogares con adolescentes varones existe mayor riesgo de lesiones y muertes accidentales relacionadas con las armas de fuego.
  • Munición y armas de fuego guardadas en el mismo lugar
    Cuando un arma de fuego se guarda bajo llave junto con la munición o se deja cargada, aumenta en gran medida el riesgo de lesiones y muertes accidentales relacionadas con las armas de fuego. Se calcula que entre la tercera parte y la mitad de las personas que poseen un arma de fuego guardan sus armas cargadas y preparadas todo el tiempo.
  • Falta de supervisión
    La mayoría de los disparos accidentales en los niños se producen cuando no hay supervisión, como al final de la tarde, los fines de semana y durante los meses de verano.
  • Hogares de alto riesgo
    De acuerdo con la Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP), entre los hogares en los que puede aumentar el riesgo de lesiones y muertes accidentales relacionadas con las armas de fuego se incluyen aquellos que viven personas alcohólicas o drogadictas.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de La Seguridad y Prevención de Lesiones

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4pm