Ejercicio durante el Embarazo

Fotografía de dos madres caminando con un coche para trotar

El ejercicio durante el embarazo:

La práctica regular de ejercicio, con la aprobación del médico, a menudo ayuda a aminorar las molestias físicas del embarazo y contribuye a la recuperación de la madre después del parto. Existe evidencia que la actividad física puede ser especialmente beneficiosa para las mujeres con diabetes gestacional. Según el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists, su sigla en inglés es ACOG), las mujeres que hacían ejercicio y se encontraban en buen estado físico antes del embarazo pueden continuar con su práctica durante todo el embarazo sin riesgo alguno. Las mujeres inactivas antes del embarazo o que presentan complicaciones médicas o relacionadas con el embarazo deben consultar a su médico antes de comenzar cualquier tipo de ejercicios durante el embarazo.

Todas las mujeres deben ser evaluadas por su médico antes del inicio o la implementación de un programa de ejercicios durante el embarazo.

La práctica de ejercicio puede presentar riesgos si la mujer embarazada padece alguna de las condiciones siguientes:

  • Trabajo de parto prematuro en el embarazo actual o anteriores.
  • Sangrado vaginal.
  • Problemas cervicales.
  • Goteo de líquido amniótico.
  • Dificultad al respirar.
  • Mareo o desmayo.
  • Disminución de la actividad fetal u otras complicaciones.
  • Aumento en el pulso (taquicardia).
  • Determinados problemas de salud como presión sanguínea alta o cardiopatía.

Tipos de ejercicio que deben evitarse durante el embarazo:

  • Montar a caballo.
  • Esquí acuático.
  • Buceo con tanques de oxígeno.
  • Esquí de altura.
  • Deportes de contacto.
  • Cualquier ejercicio que pueda provocar caídas graves.
  • Ejercicios que requieran acostarse de espaldas después del primer trimestre (dado que se reduce el flujo sanguíneo hacia el útero).
  • Ejercicios vigorosos cuando el tiempo es caluroso y húmedo, debido a que las mujeres embarazadas intercambian calor con menor eficacia.
  • Ejercicios que impliquen la maniobra Valsalva (contener la respiración durante el esfuerzo), lo cual puede aumentar la presión intra-abdominal.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de El Embarazo y el Nacimiento

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4pm