Ictericia

¿Qué es la ictericia?

Durante la primera semana de vida, más de la mitad de todos los recién nacidos desarrollan algún grado de ictericia (coloración amarillenta de la piel). En general, este trastorno es transitorio, pero puede ser un signo más serio de otra enfermedad. La ictericia es causada por la degradación de los glóbulos rojos. Como consecuencia de la degradación de las células viejas, la hemoglobina se transforma en bilirrubina y es eliminada por el hígado. La acumulación de bilirrubina en la sangre se conoce como hiperbilirrubinemia. Dado que la bilirrubina tiene un pigmento, o coloración, la piel y los tejidos del bebé se tornan amarillentos. La ictericia desaparece a medida que la función hepática madura. Un bebé prematuro tiene más probabilidades de desarrollar ictericia. En general, la coloración amarilla de la piel se puede apreciar presionando suavemente la frente o el tórax del bebé y observando cómo vuelve el color.

Hay varios tipos de ictericia:

  • ictericia fisiológica
    La ictericia fisiológica se presenta como una respuesta "normal" a la capacidad limitada del bebé para excretar bilirrubina durante los primeros días de vida.
  • ictericia por leche materna
    Aproximadamente el 2 por ciento de los bebés alimentados con leche materna desarrollan ictericia después de la primera semana. Sin embargo, algunos lo hacen durante la primera semana debido a una alimentación de bajo contenido calórico o deshidratación.
  • ictericia por hemólisis
    La ictericia puede presentarse como resultado de la destrucción de los glóbulos rojos debida a una enfermedad hemolítica del recién nacido (enfermedad Rh), una excesiva cantidad de glóbulos rojos o el sangrado.
  • ictericia relacionada con la deficiencia hepática
    La ictericia puede estar relacionada con una deficiencia hepática ocasionada por una infección u otros factores.

¿Por qué la ictericia es una preocupación?

Aunque generalmente los bajos niveles de bilirrubina no son un problema, es posible que grandes cantidades de esta sustancia afecten los tejidos del cerebro y provoquen convulsiones y daño cerebral. Este trastorno se denomina kernicterus.

¿Cuáles son los síntomas de la ictericia?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de la ictericia. Sin embargo, cada bebé puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • coloración amarillenta de la piel del bebé (generalmente, comienza en la cara y se extiende hacia el resto del cuerpo)
  • escasa alimentación o letargo

Los síntomas de la ictericia pueden parecerse a los de otros trastornos o problemas médicos. Siempre consulte al médico de su bebé para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la ictericia?

Uno de los factores que contribuye con el diagnóstico es el momento en que se presenta la ictericia. Si se presenta durante las primeras 24 horas, significa que es bastante grave y generalmente requiere un tratamiento inmediato. Cuando se presenta durante el segundo o tercer día, generalmente es "fisiológica". No obstante, éste puede ser el tipo más serio de ictericia. Cuando se presenta entre el tercer día y la primera semana, puede ser la consecuencia de una infección. La aparición tardía de la ictericia, es decir, durante la segunda semana, a menudo está asociada a la lactancia, pero puede tener otras causas.

Las pruebas de laboratorio para el diagnóstico de la hiperbilirrubinemia pueden incluir las siguientes:

  • niveles de bilirrubina directa e indirecta - Reflejan si la bilirrubina está ligada a otras sustancias por el hígado para que pueda ser excretada (directa), o si es parte de la circulación sanguínea (indirecta)
  • recuentos de glóbulos rojos
  • grupo sanguíneo y exámenes para determinar la incompatibilidad Rh (prueba de Coomb)

Tratamiento para la ictericia:

El tratamiento específico para la ictericia será determinado por el médico de su bebé basándose en lo siguiente:

  • la edad gestacional de su bebé, su estado general de salud y los antecedentes médicos
  • la gravedad de la enfermedad
  • la tolerancia de su bebé a determinados medicamentos, procedimientos o terapias
  • las expectativas para la evolución de la enfermedad
  • su opinión o preferencia

El tratamiento depende de diversos factores, entre los que se incluyen la causa de la ictericia y el nivel de bilirrubina. El objetivo es evitar que este nivel se incremente y alcance valores peligrosos. El tratamiento puede incluir:

  • fototerapia
    Dado que la bilirrubina absorbe la luz, la ictericia y los niveles elevados de bilirrubina generalmente disminuyen cuando el bebé se expone a luces de emisión espectral azul especiales. La fototerapia se administra durante todo el día y la noche, y es posible que sus resultados sean evidentes recién al cabo de varias horas. Cambie al bebé de posición de manera que toda su piel quede expuesta a la luz. No obstante, recuerde proteger los ojos del niño y controlar la temperatura durante el tratamiento. Luego, se controlan los niveles de bilirrubina en sangre para verificar la efectividad de la fototerapia.
  • manta de fibra óptica
    Otra forma de fototerapia se logra mediante la colocación de una manta de fibra óptica debajo del bebé. Este método puede utilizarse como única forma de terapia o en combinación con la fototerapia común.
  • exsanguíneo transfusión
    La exsanguíneo transfusión puede usarse para reemplazar la sangre dañada del bebé por sangre nueva. Esto ayuda a aumentar el recuento de glóbulos rojos y a reducir los niveles de bilirrubina. Este tipo de transfusión se realiza aportando y extrayendo sangre en pequeñas cantidades de manera alternada a través de una vena o arteria. Si los niveles de bilirrubina se mantienen altos, es posible que deba repetirse la exsanguíneo transfusión.
  • interrupción de la lactancia
    El tratamiento de la ictericia por leche materna a menudo requiere que se interrumpa la lactancia durante uno o dos días. Utilizar, en su lugar, leche de fórmula para bebés generalmente ayuda a disminuir los niveles de bilirrubina. Una vez transcurrido este período, puede retomarse la lactancia.
  • tratamiento de trastornos subyacentes
    Tratamiento de toda causa subyacente de la hiperbilirrubinemia, como puede ser una infección.

Prevención de la ictericia:

Si bien la ictericia no se puede prevenir totalmente, la detección y el tratamiento precoces son factores importantes para evitar que los niveles de bilirrubina alcancen valores peligrosos. Si el color de su bebé se está tornando cada vez más amarillo, llame de inmediato al médico de su bebé.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de El Recién Nacido Normal

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4pm
 
Topic Index