Cómo Saber Cuándo Buscar Tratamiento para su Hijo

Cuándo buscar tratamiento para su hijo pequeño o adolescente:

Es fundamental para los padres y la familia en general reconocer el momento preciso para solicitar tratamiento. Muchas veces, los padres son los primeros en sospechar que su hijo pequeño o adolescente tiene sentimientos, comportamientos o condiciones ambientales que lo llevan a actuar de manera perturbadora, rebelde o triste. Esto puede incluir, entre otros, problemas en las relaciones con los amigos o miembros de la familia, en la escuela, con el sueño, la alimentación, el abuso de drogas, la expresión de emociones, el desarrollo, lidiar con cuestiones cotidianas, prestar atención y la receptividad. También es importante reconocer que personas de diferentes edades presentan síntomas y comportamientos diferentes. Familiarizarse con los comportamientos de mala adaptación de los niños pequeños y los adolescentes a menudo puede contribuir a identificar este tipo de problemas temprano, justo en el momento en que el tratamiento resulta más efectivo. Es fundamental que los familiares que sospechan la existencia de problemas en una o más de estas áreas busquen tratamiento lo antes posible. Existen tratamientos para los trastornos de la salud mental.

¿Cuáles son los síntomas de un problema potencial en un niño pequeño?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de un posible problema emocional, del comportamiento o del desarrollo en un niño pequeño, que requiere una evaluación psiquiátrica. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Reducción significativa en el rendimiento escolar o bajas calificaciones (a pesar de que el niño estudia y se esfuerza)
  • Abandono de ciertas actividades, amigos o familiares
  • Alteraciones del sueño (por ejemplo, terrores nocturnos, pesadillas, insomnio e hipersomnio)
  • Hiperactividad
  • Agresiones continuas o frecuentes o reacciones violentas (durante períodos de más de seis meses)
  • Rebelión continua o frecuente; actitud de oposición a la autoridad y las instrucciones (durante períodos de más de seis meses)
  • Negarse a asistir a clases de forma regular o frecuente
  • Negarse a participar en actividades escolares, familiares, o ambas
  • Preocupación y ansiedad excesivas, o ambas
  • Rabietas o demostraciones de enojo excesivas y habituales (sin explicación alguna)
  • Pensamientos y comentarios suicidas

Los síntomas de un potencial problema emocional, del comportamiento o del desarrollo pueden parecerse a los de otros trastornos. Siempre consulte al médico de su hijo para el diagnóstico.

¿Cuáles son los síntomas de un problema potencial en un niño mayor o adolescente?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes de un posible problema emocional, del comportamiento o del desarrollo en un niño de más edad o un adolescente, que requiere una evaluación psiquiátrica. Sin embargo, cada adolescente puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Reducción significativa en el rendimiento escolar o bajas calificaciones (a pesar de que el adolescente estudia y se esfuerza)
  • Abandono de ciertas actividades, amigos o familiares
  • Abuso de sustancias (alcohol y drogas)
  • Alteraciones del sueño (por ejemplo, terrores nocturnos, pesadillas, insomnio e hipersomnio)
  • Depresión (estado de ánimo deprimido, actitud negativa, cambios de humor)
  • Cambios en el apetito (por ejemplo, negarse a comer, comer en exceso, rituales de alimentación, atracones compulsivos, purgaciones)
  • Agresiones continuas o frecuentes o reacciones violentas (durante períodos de más de seis meses)
  • Rebelión continua o frecuente; actitud de oposición a la autoridad y las instrucciones (durante períodos de más de seis meses)
  • Ira continua o frecuente (durante períodos de más de seis meses)
  • No asistir a clases
  • Negarse a participar en actividades escolares, familiares o deportivas
  • Preocupación y ansiedad excesivas, o ambas
  • Hacerse daño a sí mismos
  • Amenazarse a sí mismos o a los demás
  • Pensamientos de muerte
  • Pensamientos y comentarios suicidas
  • Escaparse del hogar o amenazar con escaparse
  • Comportamientos destructivos (por ejemplo, vandalismo, delitos criminales, etc.)
  • Reacciones sexuales explícitas
  • Mentiras, trampas, o ambas
  • Muchos problemas físicos

Los síntomas de un potencial problema emocional, del comportamiento o del desarrollo pueden parecerse a los de otros trastornos. Siempre consulte al médico de su hijo adolescente para el diagnóstico.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de La Salud Mental de Niños y Adolescentes

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4pm