Trastornos del Comportamiento

Los trastornos del comportamiento (también denominados trastornos del comportamiento perturbador) son el motivo más frecuente para derivar a los niños para evaluaciones y tratamientos de salud mental. No todos los comportamientos perturbadores son iguales. Los trastornos del comportamiento comprenden problemas de salud mental que incluyen problemas emocionales y conductuales que, a su vez, crean problemas emocionales y de relación con las demás personas en los niños y adolescentes durante su desarrollo.

El trastorno del comportamiento más frecuente es el trastorno de déficit de atención con hiperactividad (ADHD), que comprende falta de atención, impulsividad e hiperactividad. El trastorno con conducta oposicionista y desafiante (ODD) es otro trastorno del comportamiento que incluye comportamientos perturbadores para relacionarse con otras personas (es decir, comportamiento oposicionista de enojo y resentimiento). Los trastornos de la conducta incluyen comportamientos que transgreden las normas y expectativas sociales.

Existen muchos tipos de trastornos del comportamiento que requieren el cuidado clínico de un médico u otro profesional de la salud. En el directorio de abajo se enumeran algunos de ellos, para los cuales le proveemos una breve descripción.

Si no puede encontrar la información que le interesa, por favor visite la página de Los Recursos en la Red sobre la Salud Mental de Niños y Adolescentes en este Sitio para obtener una dirección en Internet o Red en el ámbito Mundial que contenga información adicional sobre ese tema.

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4pm
 
Topic Index
¿Sabía usted que...?

Los niños con trastorno de déficit de atención con hiperactividad (ADHD) que no reciben tratamiento médico tienen una probabilidad 10 veces mayor de abandonar la escuela secundaria.

Los niños tienen una probabilidad de entre dos y tres veces mayor de tener ADHD que las niñas.

Un tercio de las derivaciones de niños para tratamientos de salud mental se debe a comportamientos agresivos.