Síndrome Urémico Hemolítico

Ilustración de la anatomía de el riñon

¿Qué es el síndrome urémico hemolítico (su sigla en inglés es HUS)?

El síndrome urémico hemolítico es una condición poco común que afecta principalmente a los niños menores de 10 años. A menudo se caracteriza por:

  • Daños al revestimiento de las paredes de los vasos sanguíneos.
  • Destrucción de los glóbulos rojos.
  • Insuficiencia renal.

¿Qué causa el HUS?

La mayoría de los casos de Síndrome urémico-hemolítico (HUS, por sus siglas en inglés) ocurren después de una infección en el tubo digestivo causada por la bacteria E. coli. La diarrea y las infecciones de las vías respiratorias altas son los factores desencadentantes más comunes del HUS. El HUS es menos común en adultos, pero puede ocurrir con más frecuencia en mujeres embarazadas, en mujeres que hayan estado tomando anticonceptivos orales, que se encuentren en período posparto o que hayan tenido complicaciones obstétricas. La E. coli se puede encontrar en alimentos contaminados, como por ejemplo, en los productos lácteos y la carne.

¿Cómo avanza el HUS?

La primera etapa del HUS dura con frecuencia de 1 a 15 días y puede incluir síntomas gastrointestinales como:

  • Dolor abdominal.
  • Diarrea con sangre.
  • Vómitos.

En algunos casos pueden desarrollarse problemas severos en el intestino y en el colon. En estos casos, aunque la gastroenteritis ya haya pasado, el niño todavía puede mostrar los síntomas siguientes:

  • Irritabilidad.
  • Fatiga.
  • Pequeños moretones inexplicables o hemorragias del tamaño de pequeños coágulos, visibles en la capa mucosa de la boca.
  • Palidez.

El niño puede producir poca orina, debido a que los glóbulos rojos dañados y otros factores podrían obstruir los diminutos vasos sanguíneos de los riñones o causarles lesiones, haciendo que los riñones trabajen con más intensidad para eliminar los desechos y el exceso de líquido de la sangre.

La incapacidad del cuerpo de eliminar por sí mismo el exceso de líquido y desechos puede a su vez causar:

  • Presión sanguínea alta.
  • Hinchazón de las manos y los pies.
  • Acumulación generalizada de líquidos (edema).

Los síntomas del HUS pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Consulte a su médico para su diagnóstico.

¿Qué suele implicar el tratamiento del HUS?

No se conoce ningún tratamiento que pueda detener el avance del síndrome una vez que éste ha comenzado.

Su médico establecerá un régimen de tratamiento basándose en su condición individual. La mayoría de los tratamientos tienen como objetivo aliviar los síntomas y señales inmediatos de esta enfermedad y evitar complicaciones adicionales. Esto puede incluir todo o parte de lo siguiente:

  • Tratamiento de la presión sanguínea alta.
  • Mantener niveles específicos de líquidos y sales.
  • Transfusiones de sangre.
  • Diálisis.
  • Medicamentos.

Estadísticas relacionadas con el síndrome urémico hemolítico:

  • La tasa de mortalidad del HUS va del 5 al 15 por ciento.
  • Los adultos con HUS presentan peores resultados con respecto a esta enfermedad que los niños.
  • Con atención de apoyo, aproximadamente el 85 por ciento de los pacientes se recupera y alcanza una función renal normal.
  • Los niños más vulnerables y severamente afectados por el HUS, entre el 5 y el 10 por ciento, pueden morir durante la primera etapa aguda de la enfermedad.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de La Riñón y Aparato Urinario

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4pm