Viajar con Niños

Viajar con niños puede traer grandes recompensas pero también puede representar grandes desafíos para los padres. Los viajes por todo el mundo se están haciendo cada vez más comunes, y muchas familias llevan a sus hijos con ellos a todas las partes del globo. Muchas de las precauciones para los adultos se aplican también para los niños. Sin embargo, debido a la limitada inmunidad de los niños frente a las enfermedades, las precauciones relacionadas con el agua y los alimentos, así como también la limitación de la exposición a enfermedades, son incluso más importantes.

Información de inmunización para los niños:

Es importante ponerse en contacto con el médico de su hijo en relación con las inmunizaciones que necesita su hijo tan pronto como le sea posible antes del viaje. Puede que se necesite acelerar el programa de determinadas vacunas y pueden ser necesarias otras vacunas especiales, dependiendo de la región del mundo a la que va a viajar.

Para más información, consulte la sección acerca de las Inmunizaciones de este módulo.

Tomar precauciones para los alimentos, el agua y los insectos:

Ponga un cuidado especial al exponer a los niños a diferentes alimentos y agua. Los niños no deberían consumir ningún alimento que esté sin cocinar, y deberían evitar las frutas y los vegetales en los países en desarrollo, ya que los niños son especialmente susceptibles a la diarrea del viajero y otras infecciones gastrointestinales. Tome precauciones extra cuando mezcle la leche en polvo para su bebé con agua.

Mantener a los niños alejados de los insectos y animales es también importante para prevenir la transmisión de enfermedades. Aunque se recomienda el uso de repelentes para insectos en muchas áreas, consulte con su médico antes de usarlos, puesto que muchos de los repelentes de insectos para los adultos son demasiado fuertes para los niños pequeños.

Viajar en avión con niños:

Los viajes en avión pueden ser excitantes, pero también aterradores y dolorosos para los niños pequeños. Los niños son especialmente vulnerables a la sensación de "destaponamiento" de los oídos durante el despegue o el aterrizaje, y a menudo experimentan dolor. Debido a una bolsa de aire en el oído medio que es sensible a los cambios de presión del aire, los cambios de altitud a medida que el avión aterriza o despega pueden provocar malestar en los oídos. Los niños pequeños se ven especialmente afectados por el bloqueo de los canales auditivos debido a que sus trompas de Eustaquio - el conducto que conecta el oído medio con la nasofaringe - es más estrecho que el de los adultos.

Tragar saliva o bostezar puede ayudar a "destaponar" los oídos (activando el músculo que abre la trompa de Eustaquio) y aliviar el malestar. El uso de un biberón o chupete en los niños pequeños puede también ayudar a "destaponar" los oídos. No permita que su bebé duerma cuando el avión está descendiendo.

A los niños más mayores les puede servir de ayuda el masticar un chicle o beber un vaso de jugo.

Control del mareo:

Los niños parecen ser más propensos a sufrir mareos que los adultos. Además, aunque las antihistaminas pueden ser efectivas en la prevención o alivio del mareo, su uso está limitado por la edad. Si su hijo sufre mareos, consulte con su médico antes de viajar y pregúntele qué medicamentos podrían ser apropiados para su hijo. Entre otras formas de aliviar el mareo se incluyen las siguientes:

  • Coma una comida ligera o un pasaboca antes y durante el viaje.

  • Siéntese en la parte del vehículo que se mueva menos. En un avión, esta zona corresponde a las alas; en los trenes y autobuses, esta zona corresponde a la parte delantera del vehículo; y en un barco o bote, la cubierta es la parte del barco que menos movimiento tiene. Aunque el asiento delantero de un vehículo tiene menos movimiento que el asiento trasero, no es seguro, y los niños deben siempre viajar en el asiento trasero del coche con asientos de seguridad o cinturón de seguridad.

  • Anime a los niños a dormir durante el viaje.

  • Dé a sus hijos gafas de sol para reducir la estimulación visual.

Otros consejos valiosos para viajar con niños:

  • Pregunte a su agente de viaje cuáles son los mejores sitios del avión para los niños. Si viaja con bebés, solicite los asientos de mampara en los vuelos de larga distancia, ya que a menudo estos asientos tienen cunas para los bebés que se unen al techo del avión.

  • Solicite comidas especiales para los niños por adelantado, especialmente si sus hijos son comedores quisquillosos. También lleve sus alimentos y golosinas favoritas, en el caso de que haya escasez de comida. Asegúrese de tener suficiente leche artificial para bebés y alimentos para un período de 24 horas.

  • Al menos que usted esté seguro que los asientos de seguridad para niños están disponibles en el lugar de destino, lleve consigo el asiento de seguridad para su hijo. A muchos niños también les gusta la seguridad de tener su propio asiento de coche.

  • Asegúrese de traer juegos, juguetes y libros para mantener a sus niños bastante ocupados. Las maletas con ruedas de los niños les permite a los niños llevar en ellos muchas de sus pertenencias favoritas.

  • Cuando visitan atracciones grandes, asegúrese de fijar de antemano un lugar de encuentro familiar en el caso de que usted se separe de otros miembros de su familia.

  • Asegúrese de que sus hijos saben qué hacer si ellos se pierden en una ciudad desconocida, especialmente en un país extranjero. Algunos expertos aconsejan dar a los niños un collar o tarjeta, con su dirección y número de teléfono mientras está en el extranjero, la cual deben mantener todo el tiempo. No incluya, sin embargo, información sobre sus nombres.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de La Medicina para el Viajero

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4pm