Frenillos / Ortodoncia

Fotografía de una persona que tiene frenillos sonriendo

¿Qué es la ortodoncia?

La ortodoncia es la especialidad dental que se ocupa del desarrollo, la prevención y la corrección de las irregularidades de los dientes, la mordida y de la mandíbula. Los ortodoncistas también se especializan en las anormalidades faciales y alteraciones de la mandíbula. Un paciente puede consultar a un ortodoncista después de recibir una remisión de su dentista general - recomendándole un tratamiento de ortodoncia para mejorar su apariencia "orofacial" física. Sin embargo, la Asociación Dental Americana (American Dental Association) recomienda que todo niño debe recibir una evaluación de ortodoncia antes de los siete años.

¿Por qué escoger el tratamiento de ortodoncia?

Cualquier problema de ortodoncia puede ser clasificado como maloclusión, es decir "mala mordida". Los siguientes problemas pueden aliviarse o reducirse con el tratamiento de ortodoncia adecuado:

  • Dientes desalineados, torcidos o montados.
  • Dientes perdidos.
  • Dientes adicionales.
  • Sobremordida.
  • Submordida.
  • Posición incorrecta o desalineada de la mandíbula.
  • Alteraciones en la articulación de la mandíbula.

¿A qué edad son apropiados los frenillos?

Desplazar y corregir el alineamiento de los dientes sigue el mismo proceso biológico y físico sin importar la edad. Sin embargo, en la boca de un adulto la estructura mandibular y los huesos faciales están ya posicionados. Por lo tanto, es posible que para corregir los diversos tipos de maloclusiones en los adultos, se necesite más de un tipo de tratamiento. En la mayoría de los casos, la edad ideal para los frenillos y otros tratamientos de ortodoncia es entre los 10 y los 14 años de edad, aunque personas de cualquier edad pueden beneficiarse del tratamiento.

¿Cuáles son los diversos tipos de frenillos disponibles?

Los frenillos, llamados también dispositivos de ortodoncia, generalmente se dividen en tres tipos:

  • Frenillos de metal o plástico, transparentes o del color del diente, que están unidos a los dientes.
  • Frenillos linguales que se adhieren a la parte posterior de los dientes, y no se ven.
  • Bandas metálicas que cubren y envuelven la mayor parte de los dientes.

Los tres tipos utilizan alambres para mover los dientes a la posición deseada.

El Cuidado de la Salud Oral y Los Frenillos:

Las siguientes recomendaciones le ayudarán a eliminar o reducir cualquier problema de la salud oral mientras sus dientes tengan frenillos:

  • Cepíllese los dientes con cuidado después de cada comida con una pasta de dientes con flúor y un cepillo de dientes con cerdas suaves ya que la comida se aloja fácilmente en los frenillos.
  • Utilice el hilo dental entre los dientes y los frenillos todos los días.
  • Realice limpiezas cada 6 meses con la ayuda de un profesional de la salud oral.
  • Limite la ingestión de azúcar y almidón, ya que sus restos pueden convertirse en ácidos perjudiciales, que, además de promover la formación de placa, pueden dañar los dientes y las encías.
  • Evite los pasabocas (bocados entre comidas) duros o pegajosos que puedan ser difíciles de retirar del dispositivo de ortodoncia. Esto incluye alimentos tales como las palomitas de maíz, los dulces o confites, el caramelo y las nueces.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de La Salud Oral

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4pm