Preparación

La preparación para la lactancia antes del regreso al trabajo:

Alrededor de dos semanas antes de regresar al trabajo, comience a extraer leche para su almacenamiento y posterior uso al final de la jornada laboral. Al principio, extraiga leche una vez al día. Las sesiones de extracción por anticipado permiten que su cuerpo aprenda a "bajar" leche para que usted pueda almacenarla y entregarla al especialista en el cuidado del bebé, que la utilizará para alimentar al bebé. Muchas madres obtienen mejores resultados si realizan la extracción durante la mañana, cuando la producción de leche suele ser mayor.

Realice la extracción alrededor de una hora después de amamantar al bebé. Aumente las sesiones de extracción en forma gradual (de dos a cuatro sesiones por día) pero recuerde que antes debe alimentar al bebé. Cuando agregue una sesión, no se sorprenda si su bebé desea alimentarse con más frecuencia durante algunos días.

Puede utilizar el equipo de recolección doble para extraer la leche de ambos senos al mismo tiempo. No obstante, algunas madres prefieren, al principio, extraer la leche de un seno mientras el bebé se amamanta en el otro. Este método ofrece las ventajas de la extracción doble y evita la interferencia con la rutina de amamantamiento del bebé. Muchas veces, el cuerpo de la madre aprende a "bajar" leche durante la extracción más fácilmente. Si decide aplicar este método, no debe extraer la leche del mismo seno en todas las sesiones de extracción a medida que éstas aumentan. También puede incluir algunas sesiones de extracción con un equipo de recolección doble antes del regreso al trabajo.

Dibujo que demuestra el uso de la bomba para la leche

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de El Recién Nacido Normal

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4pm
 
Topic Index