Estreptococos Grupo B

¿Qué son los estreptococos grupo B?

Los estreptococos grupo B (EGB) son bacterias que se pueden encontrar en el aparato digestivo, urinario y genital de los adultos. Aunque una infección por EGB normalmente no ocasiona problemas a las mujeres sanas antes del embarazo, puede provocar una grave enfermedad para la madre y el bebé durante el embarazo y después del parto.

¿Por qué son un problema los estreptococos grupo B?

Una de cada cuatro o cinco mujeres embarazadas tiene estreptococos grupo B en el recto o la vagina. En la embarazada, una infección por EGB puede causar corioamnionitis (infección severa de las membranas placentarias) e infección postparto (después del nacimiento). Las infecciones del aparato urinario causadas por los EGB pueden provocar trabajo de parto y nacimiento prematuros.

Los bebés recién nacidos contraen la infección durante el embarazo o al pasar por el tracto genital durante el trabajo de parto y el nacimiento. Los EGB son la causa más frecuente de infecciones que ponen en peligro la vida de los recién nacidos, incluyendo la neumonía y la meningitis. Aproximadamente uno de cada 100 a 200 bebés cuyas madres tienen estreptococos grupo B desarrollan síntomas de una patología por EGB. Los bebés prematuros son más susceptibles a la infección por EGB que los bebés de término.

¿Cómo se diagnostican los estreptococos grupo B?

Los estreptococos grupo B se pueden extraer de la vagina o el recto de la madre con un hisopo durante un examen pélvico. También se puede realizar un cultivo de la orina de la madre. Los cultivos se realizan entre las 35 y 37 semanas de embarazo y los resultados pueden demorar unos días. Los cultivos realizados con anterioridad durante el embarazo no predicen con precisión si una madre tendrá EGB en el parto.

Tratamiento para los estreptococos grupo B:

El tratamiento específico será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su embarazo, su estado general de salud y sus antecedentes médicos
  • Qué tan avanzada está la enfermedad
  • Su tolerancia a ciertos medicamentos, procedimientos o terapias
  • Sus expectativas para la evolución de la enfermedad
  • Su opinión o preferencia

Un cultivo de EGB positivo significa que la madre es portadora de estreptococos grupo B. No significa que ella o que el bebé se enfermarán irremediablemente. Sin embargo, la decisión de realizar un tratamiento debe estar equilibrada con ciertos factores de riesgo.

Los Centros para la Prevención y el Control de las Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) y el Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists, ACOG) recomiendan tratar a las mujeres con cultivos positivos de estreptococos grupo B con antibióticos endovenosos (IV) durante el trabajo de parto para disminuir el riesgo de transmisión de la infección al bebé. Es posible que se requiera tratamiento para las mujeres con ciertos factores de riesgo, incluyendo:

  • Fiebre durante el trabajo de parto
  • Ruptura de las membranas (bolsa de aguas) durante 18 horas o más
  • Trabajo de parto o ruptura de las membranas antes de las 37 semanas de gestación
  • Antecedentes de infección por estreptococos grupo B en un bebé anterior

¿Cómo se pueden evitar los estreptococos grupo B?

Es importante comprender que, a pesar de los estudios y tratamientos, algunos bebés presentarán enfermedad causada por estreptococos grupo B. Se están realizando investigaciones para desarrollar vacunas para prevenir esta patología. (En el futuro, las mujeres vacunadas contra los estreptococos grupo B podrán producir anticuerpos que crucen la placenta y protejan al bebé durante el nacimiento y los primeros meses).

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de El Embarazo de Alto Riesgo

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4pm
 
Topic Index