Visión y la Audición

Los recién nacidos cuentan con capacidades fantásticas para ver y oír. A pesar de que su visión no es tan aguda como la de un adulto, demuestran reconocer el rostro de su madre en los primeros días de vida. Los bebés también responden de forma sorprendente a los sonidos. Se sobresaltan con los ruidos fuertes y suelen calmarse con la voz de su madre.

Sin embargo, a veces presentan problemas de visión o de audición, que pueden deberse a defectos congénitos o presentarse como consecuencia de la prematurez.

Debido a que la visión y la audición son sentidos esenciales, se llevan a cabo estudios de detección de problemas relacionados con estos sentidos en las unidades de cuidados intensivos neonatales (UCIN, su sigla en inglés es NICU). Los bebés que se encuentran en riesgo son sometidos a evaluaciones de la pérdida de la visión y la audición para que sea posible comenzar con el tratamiento o la terapia inmediatamente.

La pérdida de la visión y la audición en los bebés requiere atención médica por parte de un profesional de la salud. En el directorio que aparece a continuación encontrará información adicional acerca de la visión y la audición, para la cual le proveemos una breve descripción.

Si usted no puede encontrar la información que le interesa, por favor visite la página de Los Recursos en la Red sobre el Recién Nacido de Alto Riesgo en este Sitio para obtener una dirección en el Internet o la Red en el ámbito Mundial que contenga información adicional sobre ese tema.

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4pm
 
Topic Index