Obstrucción de las Vías Respiratorias

La obstrucción de las vías respiratorias, que incluye el atragantamiento, la asfixia y la estrangulación, impide la entrada de oxígeno a los pulmones y al cerebro. La ausencia de oxígeno en el cerebro durante más de cuatro minutos puede provocar daño cerebral o muerte. La obstrucción de las vías respiratorias puede ocurrir cuando el niño se atraganta con un objeto que está bloqueando las vías respiratorias, se asfixia con objetos que bloquean o tapan las vías respiratorias, o se estrangula a sí mismo con objetos que se le enredan alrededor del cuello.

Los niños menores de 4 años están especialmente a riesgo de sufrir atragantamientos con alimentos u objetos pequeños porque sus vías respiratorias superiores son más pequeñas, tienen menos experiencia en masticar los alimentos adecuadamente y tienden a explorar las cosas con la boca. De hecho, la obstrucción de las vías respiratorias es la causa principal de muerte por lesión no intencional entre los niños menores de 1 año de edad. Además, los bebés corren un mayor riesgo de sufrir asfixia y estrangulación, porque es posible que no puedan alzar la cabeza o salir de lugares estrechos.

Para evitar que su hijo se atragante, se asfixie o se estrangule, familiarícese con los peligros asociados con cada grupo de edad. Considere las siguientes recomendaciones de seguridad:

  • Los bebés deben dormir boca arriba, en un colchón de cuna firme y plano en cunas que cumplan las normas nacionales de seguridad.
  • No ponga almohadas, colchas, juguetes blandos ni otros artículos en la cuna de un bebé.
  • Mantenga determinados alimentos que pueden producir atragantamiento fuera del alcance de los niños menores de 4 años de edad.
  • Nunca permita que su niño corra, juegue o camine con alimentos en la boca.
  • Corte los alimentos en trozos pequeños para los niños de corta edad y enséñeles a masticarlos correctamente.
  • Supervise de cerca a su hijo cuando esté comiendo.
  • Mantenga fuera del alcance de los niños de corta edad los juguetes pequeños, piezas y otros objetos pequeños que puedan producir atragantamiento.
  • Retire los cordones de la ropa exterior de los niños de corta edad.
  • Ate o corte todos los cordones de las persianas y cortinas.
  • Asegúrese de que los espacios entre las barandas y el armazón de la cama, y entre la cabecera y el estribo de la cama, sean inferiores a 3,5 pulgadas (89 milímetros).
  • Un probador de piezas pequeñas puede ayudarle a determinar si un objeto representa un peligro de atragantamiento. Un probador de piezas pequeñas permite introducir objetos pequeños: si el objeto encaja, representa un peligro de atragantamiento.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de La Pediatría

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4pm
 
Topic Index