Seguridad en el Automóvil

La importancia de los cinturones de seguridad y las sillas de seguridad para bebés:

Las muertes por lesiones accidentales de los niños de hasta 14 años de edad ocurren con más frecuencia cuando viajan en un automóvil. Según la estadística más reciente, entre los niños de hasta 14 años que fueron matados en vehículos involucrados en accidentes, el 53 por ciento no llevaba el cinturón de seguridad en el momento de la coalición.

Según la campaña nacional de seguridad infantil "SAFE KIDS", los niños de hasta 4 años que viajan en automotores sin protección tienen el doble de probabilidades de morir o sufrir lesiones en un accidente automovilístico.

Los cinturones de seguridad y las sillas de seguridad para bebés TIENEN que utilizarse correctamente para proporcionar la mejor protección. Considere las siguientes recomendaciones de seguridad:

Bebés (desde el nacimiento hasta las 20 libras (9 kilos) y 1 año de edad)

La silla de seguridad para bebé del automóvil debería:

  • Estar situada en el asiento trasero del automóvil.
  • Estar colocada en sentido contrario a la marcha.
  • Estar sujeta con un cinturón de seguridad.
  • Estar situada directamente sobre el asiento del automóvil.

Siempre debe leer y comprender las instrucciones del fabricante de la silla para bebés y nunca apoyar al niño en mantas o almohadas. Nunca ponga al bebé en un dispositivo de retención infantil colocado en el sentido contrario a la marcha en el asiento delantero de un automóvil con bolsas de aire.

Niños pequeños (entre 20 y 40 libras -9 y 18 kilos- y hasta los 4 años de edad)

La silla para bebés del automóvil debería:

  • Estar situada en el asiento trasero.
  • Estar colocada en el sentido de la marcha.

Los niños pequeños deberían ir en una silla para bebés colocada en el sentido de la marcha siempre y cuando quepan bien, es decir, las orejas del niño no deben sobrepasar la parte superior del respaldo del asiento y sus hombros tienen que estar por debajo de los espacios para pasar las correas.

Niños (entre 40 y 80 libras -18 y 36 kilos-)

Entérese de cuándo deben empezar a usar cinturones de seguridad los niños de acuerdo al estado en que vive, ya que las normas difieren entre estados.

Los niños de más de 40 libras (18 kilos) de peso y de altura superior a las 40 pulgadas (1,01 metros) deberían usar un asiento elevador con respaldo y cinturón de hombros y regazo (la cabeza del niño no debería estar por encima del respaldo del asiento del automóvil) o sentarse en el asiento y utilizar un cinturón de hombros y regazo si con ello quedan correctamente sujetos todo el tiempo.

El asiento elevador:

Los Centros para la Prevención y el Control de las Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, su sigla en inglés es CDC) recomendaron a los padres la utilización de asientos elevadores cuando lleven en el automóvil a niños de 4 hasta 8 años, niños que pesen más de 40 libras (18 kilos) y niños que ya no caben en su dispositivo de retención infantil.

Los asientos elevadores fueron diseñados para que el niño esté más alto en el asiento del automóvil de forma que los cinturones de hombro y de regazo se ajusten a él correctamente. El mejor tipo de asiento elevador es el que se coloca con el cinturón y es necesario que el vehículo cuente con un cinturón de hombros y regazo en el asiento trasero. Los niños deberían empezar a usar un asiento elevador cuando ya no quepan en la silla de seguridad para bebés convertible, es decir, cuando sus orejas estén al mismo nivel que la parte superior del respaldo de la silla de seguridad para bebés y sus hombros queden por encima de los espacios para pasar las correas, o cuando alcancen el máximo peso permitido para su silla. Deberían seguir utilizando un asiento elevador hasta que su altura alcance las 58 pulgadas (1,5 metros), midan 29 pulgadas (0,7 metros) sentados y pesen 80 libras (36,2 kilos).

Los asientos elevadores siempre deberían colocarse en el asiento trasero del vehículo y se recomienda que todos los niños menores de 12 años vayan en el asiento trasero.

¿Qué son los sistemas de anclaje?

Para intentar garantizar la seguridad de los niños en los vehículos, los fabricantes han diseñado un nuevo sistema de seguridad estandarizado para la silla de seguridad para bebés de los automóviles nuevos que hace más fácil la instalación de las sillas. Este sistema, llamado sistema de Anclajes Inferiores y Cadenas para Niños (Lower Anchors and Tethers for Children, LATCH), estará presente en la mayoría de los nuevos vehículos, que vendrán equipados con anclajes superiores para colocar los asientoss de seguridad para bebés en sentido contrario a la marcha que tienen correas de anclaje en la parte superior. Fijando la parte superior del asiento de seguridad para bebés al vehículo se garantiza que el dispositivo esté más seguro, con lo que la protección del niño es mayor. Además, los vehículos nuevos estarán equipados con puntos de anclaje especiales para los asientos de seguridad para bebés entre el cojín del asiento y el respaldo, con lo que los asientos de seguridad para bebés se podrán fijar a los puntos de anclaje en lugar de sujetarlos con los cinturones de seguridad.

Sustitución de los asientos de seguridas para niños y los cinturones de seguridad después de un accidente:

Cuando un vehículo ha tenido un accidente grave deberían cambiarse los asientos de seguridad para bebés y los cinturones de seguridad porque pueden haberse estirado o dañado. Consulte siempre con el fabricante del asiento de seguridad para bebés de su hijo sus dudas sobre la seguridad del asiento.

Retirada del mercado de las sillas de seguridad para bebés:

A veces las sillas de seguridad para bebés se retiran del mercado por motivos de seguridad. Para comprobar si el asiento de seguridad para bebés de su hijo ha sido retirado del mercado llame al fabricante o a la Línea Directa para la Seguridad en el Automóvil (Auto Safety Hot Line) al 1-888-DASH-2-DOT. Si el asiento ha sido retirado del mercado, le darán instrucciones sobre cómo arreglarlo o cómo obtener las piezas para repararlo.

La importancia de los cinturones de hombro:

Un cinturón de hombro y regazo ofrece más protección que un cinturón de regazo. El cinturón de hombro evita el movimiento hacia delante de la persona en un choque frontal y debe atravesar el hombro pero puede tocar la base del cuello. Nunca coloque el cinturón de hombro por detrás o por debajo del brazo. Si su automóvil tiene únicamente cinturones de regazo en el asiento de atrás, debería considerar la instalación de cinturones de hombro y regazo. En muchos automóviles con cinturones de regazo se pueden instalar cinturones de hombro a un bajo costo. Consúltelo con el fabricante de su automóvil.

La mayoría de los expertos creen que se podrían evitar muchas lesiones si los dispositivos de retención infantil y los cinturones de hombro y regazo se instalasen y se utilizasen correctamente. Recuerde que siempre debe abrocharlos cuando esté en el carro, sin importar lo lejos que vaya.

La seguridad de las bolsas de aire:

Cuando se utilizan correctamente, las bolsas de aire salvan vidas y suponen un riesgo mínimo. Casi todas las personas que han muerto por lesiones relacionadas con las bolsas de aire no llevaban cinturón o lo llevaban de forma incorrecta.

Sin embargo, las bolsas de aire suponen un riesgo para los niños menores de 12 años de edad. Por este motivo, la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, su sigla en inglés es AAP) recomienda que los niños de estas edades vayan en el asiento de atrás y correctamente sujetos en todo momento. También recomiendan lo siguiente:

  • Nunca ponga a un bebé menor de un año o que pese menos de 20 libras (9 kilos) en el asiento delantero de un automóvil que tenga bolsa de aire. Los bebés siempre deberían ir en un dispositivo de retención infantil colocado en el sentido contrario a la marcha y en el asiento trasero del automóvil.
  • Sujete a todos los niños correctamente en la silla de seguridad para bebés adecuada, en un asiento elevador o con cinturones de hombro y regazo que se ajusten a su talla (peso y altura).
  • Instale un interruptor de bolsa de aire sólo si su hijo tiene alguna necesidad especial debido a su salud que requiere una observación constante durante el viaje y no haya un adulto que pueda ir en el asiento trasero con el niño.
  • Cuando no sea posible otra solución y un niño mayor tenga que ir en el asiento delantero, mueva el respaldo del asiento hacia atrás de forma que quede lo mas lejos posible de la bolsa de aire. Tenga en cuenta que, aun así, el niño corre el riesgo de sufrir lesiones debido a la bolsa de aire.

¿Cuál es la utilización correcta de las bolsas de aire?

Abróchese siempre el cinturón de seguridad de hombro y regazo ya que las bolsas de aire fueron diseñadas para utilizarse con los cinturones de seguridad.

  • Los niños menores de 12 años deben ir sujetos en el asiento de atrás. Una silla de seguridad con un bebé no debería nunca colocarse frente a una bolsa de aire, porque la cabeza del niño está demasiado cerca cuando ésta se abre.
  • Los conductores deberían estar sentados a una distancia de al menos 10 pulgadas (0,25 metros) del volante para conseguir la máxima protección y reducir al mínimo el rozamiento debido al contacto con el respaldo cuando se abre la bolsa de aire.
  • Los conductores deberían colocar sus manos sobre el volante en las posiciones de las 10 y las 2 en punto para conseguir la máxima protección y permitir que la bolsa de aire se abra sin obstrucciones.

¿Quién corre el riesgo de quedarse dormido al volante?

Según la Asociación Médica Americana (American Medical Association, su sigla en inglés es AMA), algunos expertos opinan que los conductores soñolientos son igual de peligrosos que los conductores borrachos, aunque mucha gente no duda en ponerse al volante de su automóvil cuando tienen sueño. Algunas personas tienen un mayor riesgo de tener accidentes de automóviles relacionados con el sueño. Entre ellos se incluyen, pero no están limitados a, los siguientes:

  • Todos los conductores que se han privado del sueño.
  • Todos los conductores que conducen largas distancias sin descansar.
  • Todos los conductores que conducen durante la noche.
  • Todos los conductores que conducen después de haber bebido alcohol.
  • Todos los conductores que toman o han tomado medicamentos que pueden causar somnolencia.
  • Todos los conductores que conducen solos.
  • Los jóvenes (menores de 25 años).
  • Las personas que trabajan a turnos (los horarios poco convencionales contribuyen a la fatiga).
  • Los conductores profesionales que conducen largas distancias a horas desusadas.
  • Las personas con trastornos del sueño que no se han diagnosticado.

¿Cuáles son los signos de un conductor somnoliento?

Los signos de que usted, su conductor o los demás conductores de la carretera podrían estar demasiado soñolientos como para conducir un vehículo de forma segura son los siguientes:

  • Se le cierran los ojos o su vista se desenfoca.
  • Le resulta difícil mantener la cabeza erguida.
  • Bosteza continuamente.
  • Desvaríos, ideas inconexas.
  • No recuerda haber estado conduciendo durante los últimos minutos.
  • Se desvía del carril, va pegado al vehículo de delante o no ve las señales de tráfico.
  • El automóvil se desvía bruscamente del carril.
  • Se sale de la carretera y está a punto de chocar.

Cualquier persona que experimente alguno de estos síntomas debería dejar la carretera y encontrar un lugar seguro donde dormir un rato inmediatamente.

La conducción cuando se toman medicamentos:

Los conductores que toman medicamentos que se venden sin receta o prescritos por un médico deberían ser especialmente precavidos, ya que muchos suelen causar una somnolencia inmediata. En un estudio reciente se descubrió que las personas que toman antihistamínicos comunes y medicamentos para la alergia conducían peor que las personas que consumen alcohol. Los médicos recomiendan que no se conduzca después de tomar estos medicamentos, o que se conduzca con mucha precaución si es imprescindible conducir.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de Las Emergencias No-Traumáticas

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4pm
 
Topic Index
La traba de fijación

La traba de fijación se utiliza para asegurar la silla para bebés del vehículo cuando los cinturones de regazo y hombro no se "cierran". La mayoría de las sillas para bebés vienen con una traba de fijación en el lateral o en el respaldo. Las trabas de fijación se pueden comprar a un minorista o un fabricante de sillas de seguridad para bebés o bien a algunos fabricantes de vehículos motorizados. Para usar correctamente las trabas de fijación la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carretera (National Highway Traffic Safety Administration, NHTSA) recomienda lo siguiente:

Rodee la silla de seguridad para bebés con el cinturón de seguridad por el recorrido adecuado y abróchelo.

Mientras empuja hacia abajo la silla de seguridad para bebés, tire de la parte que se coloca sobre el hombro del cinturón hasta que el cinturón del regazo quede ceñido.

Sujete los cinturones de hombro y de regazo con la hebilla y desabroche el cinturón.

Inserte el ajustador de altura del cinturón.

Vuelva a abrochar el cinturón y compruebe que se ciña a la silla de seguridad para bebés.