Asma y Niños

El asma y los niños:

Según los datos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention), aproximadamente 6,8 millones de niños han recibido un diagnóstico de asma.  El asma, una de las enfermedades más comunes, graves y crónicas entre los niños, es la responsable de 13 millones de días escolares perdidos cada año. Algunas otras estadísticas sobre el asma infantil incluyen:

  • El asma es la tercera causa más común de las hospitalizaciones de niños menores de 15 años de edad.
  • El asma es una de las enfermedades crónicas más comunes de niños.  

Diferencias de síntomas entre el asma infantil y el asma del adulto:

Aunque los síntomas del asma infantil son los mismos síntomas que el asma del adulto, puede que no sean tan notorios y fáciles de detectar. La respiración sibilante, a menudo un indicador positivo de asma, puede no notarse tanto en un niño con asma como en un adulto. Sin embargo, la mayoría de los niños que tienen asma toserán, una característica común del asma, sin tener en cuenta la edad. Si su hijo tose después de correr o llorar, o durante la noche, consulte a su médico para su diagnóstico. Su hijo puede tener asma "escondida" (sin diagnosticar). Otros síntomas del asma infantil pueden incluir los siguientes:

  • Tos o infecciones respiratorias frecuentes, tales como neumonía o bronquitis, pueden indicar asma sin diagnosticar.
  • Los bebés con asma pueden tener una tos ruidosa, respiración rápida y muchas infecciones respiratorias.
  • La opresión en el pecho y la disnea, las cuales pueden conducir a ansiedad severa, pueden ser síntomas de asma infantil.
  • La irritabilidad inexplicable, que puede atribuirse a la molestia de la opresión en el pecho, puede ser un signo de asma.

Los síntomas del asma infantil pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

¿Cuáles son las causas del asma infantil?

El asma infantil es provocada por la predisposición genética del niño y las alergias. La mayoría de los niños con asma tienen alergias. Incluso la exposición a alergenos de bajo grado (aquellos que no provocan reacciones alérgicas significativas) pueden aumentar la severidad del asma del niño. Además, las alergias podrían jugar un papel en los casos de asma sin diagnosticar.

No se conoce todavía cuál es la causa básica de la anomalía de los pulmones en el asma, aunque los profesionales de la salud ya han establecido que es un tipo especial de inflamación de las vías respiratorias que provoca lo siguiente:

  • Contracción de los músculos de las conductos de aire.
  • Producción de moco.
  • Hinchazón de los conductos de aire.

Es importante saber que la causa del asma no son factores emocionales - como se creía hace algunos años. La ansiedad emocional y el estrés nervioso pueden producir cansancio, que puede afectar al sistema inmunológico y aumentar los síntomas del asma o agravar una crisis. Sin embargo, estas reacciones se consideran más un efecto que una causa.

¿Cuáles son los diferentes niveles de asma?

Según determinaron los Institutos Nacionales de la Salud (National Institutes of Health), a continuación se describen las normas utilizadas por los médicos para ayudar a determinar qué tan avanzado está el asma en su hijo. Se clasifican como "pasos," porque cada niño puede subir o bajar a diferentes niveles en cualquier momento.

Los pasos son los siguientes:

  • Paso 1 o asma intermitente leve
    Este grupo de niños tiene síntomas menos de 2 veces a la semana, no tienen problemas entre los brotes, y sólo tienen un corto brote que dura de pocas horas hasta unos pocos días. Los síntomas nocturnos ocurren menos de dos veces al mes.
  • Paso 2 o persistente leve
    Este grupo de niños tiene síntomas más de 2 veces por semana, pero no más de una vez al día, y pueden tener sus niveles de actividad afectados por los brotes. Los síntomas nocturnos ocurren más de dos veces al mes.
  • Paso 3 o persistente moderada
    Este grupo de niños tiene síntomas y utilizan su medicamento de rescate todos los días, pueden tener niveles de actividad afectados por los brotes, y tienen exacerbaciones 2 veces por semana o con más frecuencia. Los síntomas nocturnos ocurren más de 1 vez por semana.
  • Paso 4 o persistente grave (severo)
    Este grupo de niños tiene síntomas constantemente, tienen una disminución en su actividad física, y tienen brotes frecuentes. Los síntomas nocturnos también ocurren frecuentemente.

Si mi hijo tiene asma, ¿puede participar en deportes?

El ejercicio, como el correr, puede desencadenar un ataque de asma en la mayoría de los niños con asma. Sin embargo, con un adecuado control del asma de su hijo, un niño con asma puede mantener una total participación en la mayoría de los deportes. El ejercicio aeróbico actualmente mejora la función de las vías aéreas fortaleciendo los músculos de la respiración. Algunos trucos para el ejercicio de los niños con asma incluyen los siguientes:

  • Estirarse antes y después del ejercicio, respirar a través de la nariz y no de la boca para calentar y humidificar el aire antes de que éste entre a las vías aéreas.
  • Tomar el medicamento para el asma antes del ejercicio, según lo recomendado por su médico.
  • Lleve un inhalador, por si tiene un ataque de asma.
  • Utilice una mascarilla para la alergia durante la estación de polen.
  • Durante el clima frío, utilizar una bufanda sobre su nariz y boca, así el aire que respira está más templado y es más fácil de inhalar.

¿Qué es el asma "escondida"?

Aunque más de 6,8 millones de niños estadounidenses han sido diagnosticados con asma, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention), muchos otros tienen asma sin diagnosticar. Los niños con asma sin diagnosticar o "escondida" tienen síntomas que no se detectan. Los síntomas pueden producir cierto grado de obstrucción de las vías aéreas (tal como respiración sibilante o falta de respiración) que pueden detectarse solamente con un examen de la función pulmonar. Si su hijo experimenta frecuentes enfermedades respiratorias y obstrucción de las vías aéreas, asegúrese de pedir al médico de su hijo un examen de la función pulmonar para diagnosticar o descartar el asma.

¿Cómo controlo el asma de mi hijo?

Actualmente, no existe cura para el asma. Sin embargo, al igual que el asma del adulto, el asma infantil puede controlarse a menudo al recetar medicamentos que pueden ayudar a prevenir o aliviar los síntomas, además de la educación relacionada con el control adecuado del asma.

Las personas con asma pueden aprender a identificar y evitar las cosas que desencadenan un ataque de asma, y educarse sobre los medicamentos y otras estrategias para el control del asma.

De acuerdo con las Guías para el Diagnóstico y Control del Asma (Guidelines for the Diagnosis and Management of Asthma) más reciente, publicadas por el Instituto Nacional del Corazón, el Pulmón y la Sangre, (National Heart, Lung, and Blood Institute, su sigla en inglés es NHLBI), los cuatro componentes del control continuo del asma incluyen:

  • Identificar y reducir al mínimo el contacto con los desencadenantes del asma.
  • Comprender y tomar los medicamentos tal y como se le han recetado.
  • Monitorizar el asma para reconocer los signos que presenta cuando se está agravando.
  • Saber qué hacer cuando los síntomas del asma se vuelven severos.

Trabajar con un profesional para el cuidado de la salud es la mejor forma de controlar el asma. Con el establecimiento de un plan de control del asma, una persona con asma está más informada sobre los medicamentos y otras medidas preventivas. Cuanta más información tiene una persona que padece asma, mejor puede controlar el asma.

¿Qué medicamentos son los más utilizados en los niños con asma?

El uso de medicamentos en los niños está altamente individualizado basándose en la severidad de los síntomas del niño, la edad del niño y la habilidad del niño para tomar medicamentos inhalados. Los siguientes son los medicamentos más utilizados:

  • Broncodilatadores
    Estos medicamentos se utilizan para ayudar a abrir los pulmones estrechados y pueden aliviar la tos, la respiración sibilante, la falta de aliento o la dificultad para respirar. Estos se consideran normalmente "medicamentos de rescate" para los ataques agudos de asma. Tipos de broncodilatadores son los agonistas beta, teofilina y anticolinérgicos. Estos medicamentos vienen en forma de comprimido, líquido, inhalador, o inyección.

    Los broncodilatadores de acción corta se utilizan según se necesiten cuando ocurren los síntomas. Los broncodilatadores de acción más larga pueden utilizarse para mantenimiento o diariamente para ayudar a controlar la aparición de brotes.

  • Medicamentos antiinflamatorios
    Estos medicamentos ayudan a disminuir la inflamación que se produce en las vías respiratorias con el asma. Estos incluyen dos tipos de medicamentos:
    • Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos
      El cromoglicato y el nedocromil son dos tipos de medicamentos no esteroideos que los niños con asma usualmente inhalan.
    • Corticosteroides
      Estos medicamentos pueden administrarse en una variedad de formas. Algunos de ellos se inhalan, mientras que otros pueden tomarse como comprimido o líquido, o incluso inyecciones. Hable con su médico sobre la mejor opción para su hijo.
  • Antileucotrienos
    Estos son un tipo de medicamento relativamente nuevo que se está utilizando para ayudar a controlar los síntomas del asma. Estos medicamentos ayudan a disminuir el estrechamiento de los pulmones y para reducir la probabilidad de fluidos en los pulmones. Se administran usualmente por vía oral.

¿Se curan los niños del asma infantil con la edad?

La forma en la que el asma afectará a un niño a lo largo de su vida varía, dependiendo del individuo. Algunos niños con asma mejoran durante la adolescencia, mientras que en otros, los síntomas se vuelven más severos con el paso del tiempo. Muchos niños que tienen asma cuando son jóvenes parecen "curarse al crecer", aunque los síntomas del asma pueden reaparecer más tarde a lo largo de la vida.

El asma y el colegio:

Puede que algunos niños con asma necesiten tomar sus medicamentos durante las horas de colegio. Es importante que el niño, la familia, el médico y el personal docente trabajen juntos para cumplir las metas de tratamiento para el asma del niño. Para asegurar un cuidado óptimo del asma para su hijo en el colegio, la Academia Americana de Alergia, Asma e Inmunología recomienda lo siguiente:

  • Reunirse con los profesores, la enfermera del colegio y el personal de la escuela que necesite estar al tanto para informarles de la enfermedad de su hijo y sus necesidades especiales.
  • Enseñar al personal de la escuela cuáles son los medicamentos para el asma que su hijo toma y cómo ayudarle durante un ataque de asma.
  • Pedir al personal del colegio que traten a su hijo "normalmente" mientras el asma está bajo control.
  • Antes de empezar una clase de educación física, informe al maestro o entrenador del asma inducida por el ejercicio.
  • Revise la calidad del aire, los alergenos e irritantes en el interior de la escuela.
  • Tome medidas para prevenir que los síntomas del asma se presenten ya que podrían dificultar el nivel de energía de su hijo.
  • Asegure el bienestar emocional de su hijo afirmando que el asma no tiene que hacerle inferior o diferente del resto de los niños.

¿Cómo puedo reducir al mínimo los desencadenantes en el entorno de mi hijo?

Prevenir los ataques de asma inducidos por la alergia evitando los desencadenantes que causan la alergia puede ser complicado. Los alergenos que provocan una reacción alérgica pueden estar en cualquier lugar, dependiendo de la alergia específica de su hijo. Otros desencadenantes del asma infantil pueden incluir:

  • Irritantes inhalados, tales como el humo de segunda mano.
  • Ciertas condiciones climáticas, tales como el aire frío.
  • Las expresiones físicas de emoción, tales como llorar, reír o gritar.

La eliminación de estos alergenos puede incluir:

En la casa:

  1. Mantener la casa tan limpia y libre de polvo como le sea posible.
  2. Cubrir la cama de su hijo con un cobertor durante el día, para reducir al mínimo la acumulación de polvo en las sábanas y las almohadas.
  3. Quitar de la habitación de su hijo los peluches, libros, objetos decorativos, mantas de lana, baratijas, almohadas de plumas, persianas, cortinas y otros objetos que atraigan el polvo.
  4. Ponga cubiertas de plástico sobre las almohadas y colchones para evitar la exposición al moho. Las almohadas de espuma o plumas deben evitarse, y deben cambiarse las almohadas cada año.
  5. Cambie el agua de los humidificadores, deshumidificadores y vaporizadores diariamente para prevenir la acumulación de moho.
  6. Mantenga los baños limpios y ventilados, y desinféctelos con un fungicida una vez por semana para prevenir la acumulación de moho.
  7. Mantenga las ventanas cerradas y utilice el aire acondicionado para evitar que el aire del exterior entre a la casa. Asegúrese de cambiar los filtros en el aire acondicionado y calefacción a menudo.
  8. Quite el alfombrado, o use alfombrado de tejido cerrado.
  9. Evite los gatos y los perros.

Al aire libre (fuera de la casa):

  1. Mantenga a su hijo en el interior de la casa durante un par de horas después de haber cortado el césped.
  2. Evite los lugares abiertos durante la estación de máxima cantidad de polen. Durante el día, trate de evitar estar en lugares abiertos durante las horas de mayor cantidad de polen. Para saber cuál es la estación, y las horas donde la cantidad de polen es máxima, lea el periódico local o la estación de noticias de televisión para un informe diario.
  3. Elimine las plantas muertas y flores secas para evitar los restos presentes en el aire.

Sin embargo, con un correcto control del asma, si se evitan los desencadenantes, se toman los medicamentos prescritos, se vigilan los signos de aviso, y se sabe qué hacer durante un ataque de asma, un niño con asma puede llevar un estilo de vida saludable y activo.

Los adolescentes y el asma:

Tener asma no significa divertirse menos que otros adolescentes. Sin embargo, si usted es sensible a ciertos alergenos, tales como el humo de cigarrillos, perfumes o lociones para después del afeitado, asegúrese de que sus amigos y parejas en sus citas lo sepan antes de reunirse con ellos.

Es importante decirles a sus amigos y parejas en sus citas qué elementos desencadenan el asma, tales como el humo del cigarro o incluso perfumes o lociones para después del afeitado, dependiendo de su sensibilidad. Además, asegúrese de seguir tomando el medicamento para el asma como le indicaron. Si usted padece asma inducida por el ejercicio, puede que necesite tomar su medicina preventiva antes de participar en cualquier actividad física, como el bailar. Siempre consulte a su médico si tiene alguna pregunta relacionada con su asma.

Proporcionar a su hijo control del asma a lo largo de los años:

Es muy importante ser honesto con su hijo sobre su enfermedad, la severidad de la enfermedad y el uso de los medicamentos. Siempre recuerde a medida que su hijo crece, que la independencia es un objetivo importante para un hijo. Ellos no quieren ser diferentes, pero necesitarán consejo y supervisión sobre cualquier restricción que puedan tener.

  • Niños en edad de caminar
    Los niños en esta edad dependen completamente de los padres. Ellos entienden poco sobre la enfermedad. El factor más importante con este grupo de edad es hacer que la hora de tomar el medicamento sea divertida, mientras se enfatiza sobre la importancia de tomar los medicamentos. Permítales ayudar en cualquier forma posible.
  • Edad escolar
    Este grupo tiene una mayor habilidad para entender su enfermedad y su impacto. Se les debe enseñar acerca de sus medicamentos, cómo limitar el ejercicio, y cómo evitar los desencadenantes del asma. Se les debe permitir jugar con los compañeros y vigilar sus propios síntomas.
  • Adolescentes
    Generalmente, los adolescentes se resisten a tener que tomar medicamentos crónicos, no les gusta tener restricciones en su vida, y no quieren ser diferentes. Es crucial involucrar a su hijo o a su hija adolescente en cada aspecto del control de su asma. Ellos deben ayudar a establecer la meta y ayudar a decidir qué medicamentos funcionan mejor en su caso. Los “contratos” del asma pueden establecerse para dar control al adolescente, pero permitir la supervisión de los padres.

Haz click aquí para ir a la página de
Recursos en la Red de Las Alergias y el Asma

Call 877-RES-INFO for Nurse Advice, Doctor Referrals or Class Registration Monday - Friday 8 am to 8 pm • Weekends 8 am to 4pm